fbpx
Saltar al contenido

¿Mancharse las manos de sangre a cambio de unos cuantos barriles?

Read in English

[Read in English]

La administración Biden confirmó que envió a Venezuela a una delegación para discutir sobre los americanos secuestrados por la dictadura de Nicolás Maduro y sobre “seguridad energética”. El Gobierno pareciera querer, en alguna medida, reemplazar el suministro de petróleo ruso con crudo de Venezuela.

¿Vale la pena mancharse las manos de sangre a cambio de unos barriles de petróleo? La respuesta, por supuesto, es no. Retirar las sanciones al régimen de Venezuela no solo sería una bofetada a los millones de americanos que nacieron en Hispanoamérica y que llegaron a este país huyendo del socialismo, sino que también sería un alivio a una dictadura que ha secuestrado, asesinado y arruinado la vida de millones. Una tiranía que además sigue manteniendo al régimen cubano y que continúa haciendo un trabajo regional para lograr una revolución comunista en Latinoamérica. 

Estados Unidos ha empezado a entender, a los golpes, que lo que pasa en la región sí le afecta. No es el momento de echar abajo las sanciones e inyectar dinero a la cabeza del monstruo para que financie en el vecindario un socialismo que causará millones de migrantes y que abrirá las puertas a enemigos de este país, como lo son Irán y Rusia.

Ni queremos mancharnos las manos de sangre, ni queremos hacer nuevos tratos con tiranos que, más temprano que tarde, pondrán en riesgo la seguridad de América.

Vanessa Vallejo. Co-editor-in-chief of El American. Economist. Podcaster. Political and economic analysis of America. Colombian exile in the United States // Vanessa Vallejo. Co-editora en jefe de El American. Economista. Podcaster. Análisis político y económico de América. Colombiana exiliada en EE. UU.

Deja una respuesta

Total
1
Share