fbpx

¿Mancharse las manos de sangre a cambio de unos cuantos barriles?

[Read in English]

La administración Biden confirmó que envió a Venezuela a una delegación para discutir sobre los americanos secuestrados por la dictadura de Nicolás Maduro y sobre “seguridad energética”. El Gobierno pareciera querer, en alguna medida, reemplazar el suministro de petróleo ruso con crudo de Venezuela.

¿Vale la pena mancharse las manos de sangre a cambio de unos barriles de petróleo? La respuesta, por supuesto, es no. Retirar las sanciones al régimen de Venezuela no solo sería una bofetada a los millones de americanos que nacieron en Hispanoamérica y que llegaron a este país huyendo del socialismo, sino que también sería un alivio a una dictadura que ha secuestrado, asesinado y arruinado la vida de millones. Una tiranía que además sigue manteniendo al régimen cubano y que continúa haciendo un trabajo regional para lograr una revolución comunista en Latinoamérica. 

Estados Unidos ha empezado a entender, a los golpes, que lo que pasa en la región sí le afecta. No es el momento de echar abajo las sanciones e inyectar dinero a la cabeza del monstruo para que financie en el vecindario un socialismo que causará millones de migrantes y que abrirá las puertas a enemigos de este país, como lo son Irán y Rusia.

Ni queremos mancharnos las manos de sangre, ni queremos hacer nuevos tratos con tiranos que, más temprano que tarde, pondrán en riesgo la seguridad de América.

Previous Article
Cruz, El American

Ted Cruz: "Biden le declaró la guerra a la producción de energía americana"

Next Article
Inflación se dispara

Inflación se dispara al 7.9 % anual: la más alta en 40 años

Related Posts
Total
1
Share