fbpx
Maquinaria de Clinton, El American

¿Está la maquinaria de Clinton blanqueando a BLM?

La organización vinculada al comunismo está en serios problemas si quiere seguir recibiendo donaciones suntuosas de capitalistas woke

[Read in English]

Black Lives Matter (BLM) cosechó 90 millones de dólares en donaciones en 2020, según el “Informe de Impacto” publicado por su entidad central, la Black Lives Matter Global Network Foundation (BLMGNF). De esa suma, 60 millones de dólares están sin contabilizar. Esto ha supuesto una gran publicidad y posibles problemas legales para la organización marxista. De repente, el controvertido abogado demócrata y leal a Hillary Clinton, Marc Elias, aparece como asesor legal de BLM.

Minyon Moore, otro asociado incondicional de Clinton, aparece ahora en los archivos del grupo como parte de la junta directiva de BLM. La maquinaria de Clinton está dispuesta a rescatar al movimiento comunista de la vergüenza pública y de posibles reveses estructurales relacionados con los impuestos. 

La organización marxista, que fue fundada en 2013, recibió el estatus de exención de impuestos por parte del IRS en diciembre de 2020 y se le dio una clasificación 501 (c) (3) (Tax ID # 82-4862489). Se gastaron 8.4 millones de dólares en gastos de funcionamiento, 2 millones de dólares se dedicaron a la producción de votos para las elecciones de 2020, y 21.7 millones de dólares parecen haberse destinado a supuestos fines de “justicia social” mediante el desembolso de subvenciones, según el “informe de impacto” anteriormente citado. 

El 67 % restante de las donaciones recibidas durante la insurrección socialista de 2020 en Estados Unidos, es decir, 60 millones de dólares, no se encontró en ninguna parte del formulario corto 990 de presentación de impuestos de BLMGNF 2020, como se reveló en una investigación de alto nivel realizada por el Washington Examiner.     

Andrew Kerr, el reportero que examinó las finanzas de BLM para el medio de comunicación y la revista semanal con sede en Washington, descubrió una gran cantidad de irregularidades. Esto ha llevado a numerosos estados a iniciar investigaciones que pueden situar al grupo marxista fuera de los límites legales permitidos para las organizaciones sin ánimo de lucro, además de una posible actividad delictiva.

Will the new Press Secretary be just as awful as Jen Psaki?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

La dirección del grupo militante negro que figura en Los Ángeles a efectos fiscales, según se desprende de los archivos, parece haber sido falsa. Un guardia de seguridad declaró al reportero del Washington Examiner que BLM nunca tuvo una oficina en ese lugar. Un portavoz del movimiento dijo más tarde al medio de comunicación que actualmente no tienen una “dirección permanente”. 

California, Connecticut, Maine, Maryland, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Virginia, Indiana y Nuevo México, desde enero de 2022, han comenzado o están considerando comenzar investigaciones de distinto tipo sobre los turbios manejos comerciales de BLM. Es un delito federal utilizar los privilegios de exención de impuestos para recibir dinero sin someterlo a un exhaustivo escrutinio público o cumplir con sus estrictas directrices en cuanto a gastos. La organización vinculada al comunismo, en otras palabras, está en serios problemas si quiere seguir recibiendo donaciones suntuosas de capitalistas woke y otros compañeros de viaje e idiotas útiles, como solía llamarlos Vladimir Lenin.      

Cuando incluso una plataforma de caridad súper woke como AmazonSmile te echa de su programa, si eres un grupo radical de izquierda, sabes que estás en serios problemas. Esta es probablemente la razón por la que actores demócratas de alto perfil han entrado en el aparato de BLM. 



Marc Elias es la persona responsable de la planificación de las condiciones electorales previas que allanaron el camino para que la candidatura Biden-Harris reclamara la “victoria” en las elecciones de 2020. Elias Law Group, un bufete de abogados que pertenece y es dirigido por el aliado de Clinton, figura como el encargado legal del BLMGNF. Elias, como antiguo socio de Perkins Coie, participó activamente en la fabricación del infame Dossier Steele para la campaña de Clinton durante las elecciones de 2016. Elias, en otras palabras, fue uno de los responsables internos de la tragedia de la ahora desacreditada conspiración de colusión Trump-Rusia.

Minyon Moore, otra parte influyente de la camarilla política de los Clinton (tanto de Bill como de Hillary), figura actualmente como miembro de la junta directiva de BLM. Moore es también un antiguo director ejecutivo del Comité Nacional Demócrata (DNC), una organización que jugó un gran papel en el espionaje doméstico llevado a cabo contra el candidato y entonces presidente Donald Trump, según la presentación del Informe Durham del 11 de febrero. 

Además, Moore ha servido como “director/presidente” de Onward Together, una organización sin ánimo de lucro de dinero oscuro de Clinton iniciada después de la derrota ante Trump en 2016, para los años fiscales de 2017, 2018 y 2019. El grupo radical sostenido intelectualmente por el marxismo de identidad racial (Teoría Crítica de la Raza) ha alcanzado y recibido la ayuda de la operación de guerra de Clinton.      

Bajo la dirección legal de Elias, BLM cambió astutamente su ciclo de contabilidad de un informe de año natural a un ciclo de julio a junio. El tiempo añadido (hasta junio de 2022), sin duda, le vendrá bien al grupo socialista para explicar el paradero de 60 millones de dólares y evitar posibles acusaciones de fraude. Los comunistas (siempre es así) aman el dinero de los demás para ellos. Han construido un legado histórico impresionante de estafar a la gente utilizando la ideología.  

Previous Article

La orden de emergencia de Trudeau está destruyendo la autoridad moral de Occidente

Next Article

Carmen Aristegui le responde a AMLO: México necesita un presidente que esté a la altura

Related Posts
Total
45
Share