fbpx



Dinero, Dumb reason to take your money - El American

Otra absurda razón para quitarte tu dinero

Si la excusa de un no votante es que no sabe lo que debe votar de forma inteligente, hay que agradecerle que evite tomar decisiones para las que no está preparado y animarle a que se eduque

[Leer en inglés]

Un senador estatal de Connecticut de 24 años, demócrata, quiere castigarte si no votas. Se llama Will Haskell y seguro que también tiene otros planes no-voluntarios para tu vida y tu dinero.

Ya conoces al tipo: Recién salido de la universidad, listo para moldear el mundo como la masa sobre una tabla de amasar. Encaprichado con la política, los políticos, el poder y el protagonismo público. Lleno de engreimiento sin ningún logro productivo en la vida real que lo justifique. Ansioso por aprobar leyes, leyes y más leyes, porque derogar las malas no está de moda en los pasillos de los ungidos. Los pasillos de los edificios del Capitolio están repletos de estos trajes vacíos que quizá nunca sepan lo que es un trabajo real y que crea riqueza. Tu vida y la mía son los juguetes con los que pueden jugar.

Decenas de millones de personas deciden no votar, al menos una parte del tiempo. Los entrometidos y sabelotodo como Haskell quieren obligarnos a confesar nuestras razones al Gran Hermano. Así que, en lugar de inspirarte con cosas como la verdad, la honestidad y la justicia que podrían impulsarte a participar en las urnas, prefieren abofetearte con una multa. ¡Qué arrogancia sin límites! ¡Qué rápidos son para llamar a la policía cuando no les gusta lo que haces (o no haces)!

En un editorial del 5 de febrero de 2021, el Wall Street Journal explicaba cómo funcionaría el plan Haskell:

A partir de 2024, todos los votantes elegibles de Connecticut tendrían la obligación de votar, “con la opción de dejar esa papeleta en blanco”. Aquellos que no participaran recibirían más tarde papeles del Estado, exigiendo una excusa. Las razones aceptadas serían “viaje”, “enfermedad” y “objeción de conciencia”. No dar una coartada suficientemente buena supondría una multa de 20 dólares, aunque el infractor podría realizar dos horas de servicio comunitario en su lugar.

Por cierto, mucha gente vota, pero por malas razones. Quieren que un político les robe lo que no tienen el valor de ir al lado y robar ellos mismos. O creen que votando a alguien que dice que va a ayudar a los pobres, quedan absueltos de cualquier obligación de hacerlo ellos mismos. O creen que es su deber místico votar aunque no sepan nada de los candidatos ni de los temas. ¿Deberíamos imponer multas a las personas con estas motivaciones antisociales? Aunque no estoy a favor, puedo argumentar con más fuerza la necesidad de penalizar a esas personas que a las que no votan.

No me malinterpreten. Aprecio el derecho al voto, tanto que no quiero que sea menospreciado por quienes piensan que basta con acudir a las urnas para asegurar la supervivencia del gobierno representativo.

En respuesta al proyecto de ley Haskill, Karen Fassuliotis señala en el Stamford Advocate que la Primera Enmienda garantiza tanto el derecho a hablar como el derecho a NO hablar. Afirma, con razón, que la 24ª Enmienda, que prohíbe los impuestos electorales, se aplicaría también en este caso porque la multa de Haskell es una especie de “impuesto electoral inverso”:

Si una persona vota está, en realidad, hablando en cuanto a su elección del candidato que prefiere. A la inversa, cuando una persona no vota está ejerciendo su derecho a NO hablar y, como resultado, está enviando un mensaje político….

De hecho, las investigaciones han demostrado que la gran mayoría de los que no votan simplemente no están interesados en los candidatos, no se identifican con los temas de las elecciones o simplemente no están interesados en el proceso político. Su decisión de no votar es un mensaje político en sí mismo, y obligarles a hablar de otra manera forzándoles a votar está sencillamente prohibido por nuestra Constitución y es contrario a aquello sobre lo que se fundó esta nación.

Lo que la gente suele considerar como “democracia” es preferible a la dictadura porque permite cambios pacíficos en la política del gobierno sin necesidad de disparar, colgar o guillotinar a nadie. Esos cambios, sin embargo, se producirán en la dirección que la opinión pública esté soplando en ese momento: buena o mala, inteligente o estúpida, útil o destructiva. Un electorado puede votar democráticamente por la quiebra y la esclavitud. Poner multas a la gente que no vota simplemente nos llevaría allí más rápidamente.

La baja participación de los votantes no pone en peligro nuestro sistema político. ¿Qué lo hace? los políticos que mienten, roban o crean burocracias rapaces, los votantes que no saben lo que hacen o que votan por malas razones, y la gente que piensa que la libertad o el gobierno representativo se preservarán tirando de palancas o marcando tarjetas electorales.

El derecho al voto, francamente, es demasiado importante como para ser abaratado y desperdiciado por quien no entiende los temas y los candidatos. Los desinformados estarían cumpliendo con su deber para con el gobierno representativo si se informaran o dejaran las decisiones en las urnas en manos de los que sí lo hacen. ¿Cómo ha surgido la idea de que votar por votar es una virtud?

Los políticos que se lamentan de la baja participación electoral, no deberían criticar tanto a los no votantes. Si la excusa de un no votante es que no sabe lo que debe votar de forma inteligente, hay que agradecerle que evite tomar decisiones para las que no está preparado y animarle a que se eduque. Si un no votante está simplemente asqueado de las mentiras y las promesas incumplidas, o simplemente no quiere elegir entre Scarface y Machine Gun Kelly, entonces quizá sean los políticos los que deban escuchar y aprender; los no votantes están tratando de decirles algo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Ilhan-Omar-defends-tyranny

Los 3 comentarios más escandalosos de Ilhan Omar

Next Article
red el american

Red eléctrica de Texas estuvo a minutos de una falla total

Related Posts
Total
0
Share