fbpx
puerto rico

Convertir a Puerto Rico en estado de la Unión: ¿buena o mala idea?

Los puertorriqueños, que son la segunda comunidad más grande de latinos en USA (27 %), ayudaron a los demócratas a ampliar la brecha de hispanos registrados por encima del Partido Republicano.

[Read in English]

Los puertorriqueños han disfrutado de la ciudadanía americana desde 1917; desde entonces, la regularización de Puerto Rico como Estado Libre Asociado ha beneficiado a sus ciudadanos grandemente. Sin embargo, este estatus ha empezado a considerarse como innecesariamente limitado. La propuesta para solventar estas limitaciones es la de convertirse en un estado de la Unión, como lo son Texas, Ohio y los otro cincuenta.

La lucha para hacer esto realidad no es nueva, ya existen precedentes que han construido un camino. Pero eso no es suficiente para volver esta petición automáticamente conveniente o beneficiosa para la Unión. Por eso es importante analizar: ¿es buena idea que Puerto Rico se vuelva un estado de la Unión?

Estado actual de Puerto Rico

En 1917 fue aprobada la Ley Jones que concede la ciudadanía a los puertorriqueños. La ley concede facilidades de autogobierno a la nación y las capacidades de autogestionarse constitucional y administrativamente. Además, habilita la ciudadanía puertorriqueña a los americanos que residan un año en Puerto Rico.

La Unión se benefició con esta ley puesto que aumentó su capacidad militar. Los puertorriqueños pueden servir como cualquier otro ciudadano americano en el Ejército y han participado en las grandes guerras que USA ha entrado, como por ejemplo, la Segunda Guerra Mundial.

puerto rico, congreso, unión, gobierno, estados unidos
(Flickr)

Si bien esta ley ha facilitado la situación civil y migratoria de los puertorriqueños, la isla no posee la misma soberanía que posee, por ejemplo, Nueva York o Florida, a pesar de ser un Estado Libre Asociado. En realidad, su soberanía emana directamente del Congreso. Esto ha generado un debate importante que ha llegado inclusive a las esferas de las Naciones Unidas.

Durante su administración, Barack Obama rechazó la propuesta de que Puerto Rico desarrollara mayor autonomía de sus instituciones, alegando que sus únicas opciones son la independencia, la reformulación de su asociación o volverse un estado. Los demócratas le han tomado la palabra.

Puerto Rico, ¿estado de la Unión?

Varios referéndums se han dado sobre la estadidad de la isla, pero en el del año pasado un 52 % manifestó que Puerto Rico debería ser admitido inmediatamente en la Unión como estado. En 2017, el mismo proceso electoral se dio, resultando en un aplastante 97 % a favor de la estadidad.

El factor que hizo cambiar los resultados en tres años es que en el referendo más reciente, los votos fueron más del doble que en el de 2017 (1,289,135 contra 518,394 respectivamente). El aumento drástico en los votantes revela que los puertorriqueños están mucho más interesados en el futuro de la isla.

Por ello, hace poco un grupo de 51 miembros de la Cámara de Representantes presentó formalmente un proyecto para que Puerto Rico sea un estado de la Unión.

Así como su predecesor apoyó la estadidad, el actual gobernador Pedro Pierluisi fue hasta Washington para demostrar su apoyo a la iniciativa. Pierluisi calificó —desde su cuenta de Twitter— el trato actual hacia Puerto Rico como «discriminatorio».

¿Qué dice el proyecto de ley?

El proyecto llamado Ley de Admisión de Estatidad de Puerto Rico presenta varios argumentos a favor de la estadidad, uno de ellos es que esta logrará frenar la «discriminación política y económica» de más de un siglo contra Puerto Rico; también argumentan en el proyecto que no se le ha negado la admisión a la Unión a ningún territorio americano que la ha pedido; además, señalan los precedentes electorales que demuestran una mayoría de ciudadanos favorable a la estatidad de la isla.

De ser aprobado el proyecto, un nuevo referéndum tendrá lugar y de ganar aquellos favorables a la inclusión de Puerto Rico, se iniciarán los procesos burocráticos correspondientes que culminarán en el nombramiento de los nuevos representantes puertorriqueños en el Congreso. El gobernador será el responsable por este nombramiento. 

puerto rico, congreso, gobierno, USA
(Flickr)

De no estar la mayoría de acuerdo con la inclusión de la isla a la Unión, la ley dejará de tener efecto.

Los legisladores que apoyan esta propuesta, sin embargo, no incluyeron la capacidad de que la Unión tenga algún tipo de voto sobre esta propuesta. Así, privan al resto de los americanos de un análisis sobre las implicaciones de incluir un nuevo estado en la organización político-administrativa de la nación.

Las implicaciones de Puerto Rico como estado de la Unión

De incorporarse Puerto Rico a la Unión, los efectos podrían verse política, administrativa y presupuestariamente. Actualmente los puertorriqueños que residen en la isla no pueden votar a presidentes, representantes y senadores, salvo que se muden a otro de los 50 estados, lo que automáticamente los habilita para votar. También son excluidos de los programas sociales americanos.

La situación económica de Puerto Rico también marcará su peso sobre USA de ser incluido en la Unión. El PIB per cápita de la isla ($32,873.7 de acuerdo con el Banco Mundial) es menor al de Mississippi ($35,015 de acuerdo con Statista), el estado más pobre del país. Para 2018, el 43 % de los puertorriqueños estaban en pobreza.

puerto rico, usa, america
(Flickr)

Los cambios demográficos en la población americana comienzan a influir considerablemente en sus elecciones. Los puertorriqueños, que son la segunda comunidad más grande de latinos en USA (27 %), ayudaron a los demócratas a ampliar la brecha de hispanos registrados por encima del Partido Republicano.

El centro Scholars Strategy Network reveló en 2019 que 42 % de los habitantes de la isla se define como «moderado», mientras un 21.7 % liberal, y un 20.7 % conservadores. Sobre su afiliación a un partido político, 60 % de los encuestados respondió que se identificaba como demócrata, frente a un 40 % que se identificó como republicano. Esto le da un margen de 20 puntos al partido de Joe Biden, que también propuso esta ley de admisión.

De incluirse Puerto Rico como un estado de la Unión americana, los demócratas habrán ganado un nuevo estado azul, cuyos habitantes se sienten más identificados con el partido de Joe Biden e influirían en una nueva organización político-administrativa de la Unión.

2 comments
  1. Lo que tiene que hacer Estados Unidos es acabar con la narcodictadura cubana, y anexionarse Cuba, de una vez para siempre…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Joe Biden

La política exterior de Biden: misma gente, mismo proceso, mismos resultados

Next Article

¿Cuáles son las diferencias entre el TPS y el DED, y las consecuencias jurídicas para los migrantes?

Related Posts
Total
4
Share