fbpx
Saltar al contenido

¿Quién es Kari Lake, la experiodista de Fox 10 KSAZ-TV apoyada por Trump que se rebeló contra el mainstream media?

Kari Lake, Arizona, El American, perfil

Contenidos

Available: English

[Read in English]

UNA DE LAS ELECCIONES que más acaparó la atención nacional en este 2022 fueron las primarias por la candidatura republicana para la gobernación de Arizona, donde la experiodista de Fox 10 KSAZ-TV, Kari Lake, está derrotando a la abogada Karrin Taylor Robson —aspirante respaldada por el establishment del GOP— con el 80 % de los votos proyectados. En una contienda que fue especialmente pareja, controvertida y conflictiva entre ambas candidatas.

Lake es, para la mayoría de los medios tradicionales, una candidata disruptiva y radical. Algo que no debe sorprender, pues la expresentadora de Fox 10 se ha opuesto inequívocamente a temas respaldados por la prensa nacional, como el uso obligatorio de las mascarillas o los mandatos de vacunación.

Asimismo, su retórica sobre la integridad electoral coincide con la del expresidente Trump, quien ha respaldado su candidatura en un claro desafío al establishment republicano que cerró filas en torno a Robson, quien encontró el apoyo del exvicepresidente Mike Pence, el gobernador de Arizona Doug Ducey, el Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza o los exgobernadores del estado Jan Brewer y Fife Symington.

Pero más allá de que estas dos facciones dentro del GOP choquen en torno al discurso sobre la integridad electoral —con Lake atacando al actual sistema mientras pide más garantías; y el establishment republicano respaldando el sistema solicitando la confianza del público— tanto Kari Lake como Karrin Taylor Robson coinciden en muchos temas fundamentales para la base electoral republicana: fortalecer la seguridad fronteriza, apoyar políticas provida, proteger a los niños de los planes de estudio “woke” en las escuelas y buscar paliar los efectos nocivos de la rampante inflación.

"*" señala los campos obligatorios

Do you believe the FBI was planting evidence during the Mar-A-Lago raid?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

“Como gobernadora, emitiré una declaración de invasión, terminaré el muro del presidente Trump, volaré los túneles de drogas y los drones de vigilancia del cártel, y desplegaré la Guardia Nacional de Arizona para detener la entrada de ilegales”, dijo Lake en uno de sus anuncios de campaña sobre la migración ilegal.

Lake también ha dicho que le gustaría construir el muro fronterizo, propuesta de Trump, sin tener la autorización del gobierno federal. Algo que es ilícito.

En otro vídeo, apuntó contra los polémicos planes de estudios impulsados por algunos distritos escolares a nivel nacional: “Entre la historia antiamericana que se está enseñando, la educación sexual inapropiada, y la teoría crítica de la raza racista, o como me gusta referirme a todo esto, el plan de estudios woke, están enseñando a nuestros hijos el odio, y también los está preparando para el fracaso y la miseria”.

No obstante, donde Kari Lake se distanció plenamente de su adversaria republicana, más allá del tópico sobre la integridad electoral, es en su propia cruzada contra aquellos que supieron ser sus colegas y aliados por más de dos décadas: los medios de comunicación.

Menos de tres minutos que cambiaron la vida de Kari Lake para siempre

Kari Lake tenía 22 años trabajando como presentadora en Fox 10 KSAZ-TV, una de las principales estaciones de Arizona. Era una periodista muy reconocida que acostumbraba a compartir breves puntos de vista sobre las noticias de última hora más resaltantes.

No obstante, en marzo de 2021 llevaba tres meses sin aparecer al aire, aparentemente por motivos personales, hasta que un día decidió compartir una noticia impactante para los ciudadanos de Arizona: su retiro del periodismo.

En un vídeo publicado en Rumble, la plataforma alternativa conservadora a YouTube, una inmutable Lake miraba fijamente a la cámara para decirle al publico que ella ya no se sentía cómoda ejerciendo periodismo debido al giro radical en la cobertura de noticias.

“Los medios de comunicación necesitan un mayor equilibrio en la cobertura y una gama más amplia de puntos de vista representados en cada sala de prensa en todos los niveles y en cada posición”, dijo Kari Lake, en aquel vídeo que apenas sobrepasa los dos minutos y medio. “En los últimos años no me he sentido orgullosa de ser miembro de los medios de comunicación. Estoy segura de que hay otros periodistas que se sienten igual”.

“Me encontré leyendo noticias que no creía que fueran del todo veraces, o que solo contaban una parte de la historia, y empecé a temer que estaba contribuyendo al miedo y a la división en este país al continuar en esta profesión”, continuó. “Ha sido una gran lucha para mí y ya no quiero seguir haciendo este trabajo”.

Para cerrar, Kari Lake prometió a todos que, de ahí en más, de su boca solo saldría “la verdad” sobre lo que piensa; y dijo que Dios la guiaría a buscar un lugar que coincida con sus valores. Tres meses después, anunció su candidatura para la gobernación.

Su vídeo fue solo el preámbulo de una candidatura que ha sido muy crítica con el mainstream media. Digna de la campaña presidencial de Trump en 2016 o incluso la retórica crítica del gobernador DeSantis contra los medios corporativos. Buscó, en efecto, una guerra mediática que le ha valido muchos titulares duros en su contra y que la muestran como una contendiente radical.

Pero tal y como se lee en Los Ángeles Times, esa postura contra los medios, lejos de perjudicarle, le ha beneficiado al proyectar una imagen de sinceridad y valentía por atreverse a dejar su carrera periodística para defender sus valores y creencias.

“Está dispuesta a dejar su trabajo porque siente que le están torciendo el guion”, le dijo Kevin McNichols, agente de la ley jubilado de 52 años, a LA Times. “Es simplemente admirable”.

No es sorprendente que los electores republicanos piensen de esta forma, pues los medios de comunicación han logrado con mucho esfuerzo que parte del público ya no confíe en ellos. Ya no solamente es una cuestión que los conservadores no confían en los medios liberales, sino que incluso los independientes están dejando de creer en la prensa, en algo llamado por los expertos como una crisis de confianza pocas veces vista en la historia del periodismo americano.

Es aquí donde Kari Lake marcó la diferencia con respecto a Taylor Robson el día de las elecciones, donde salió victoriosa a pesar de que su adversaria gastó o hasta cinco veces más para financiar su carrera.

Definitivamente, Kari Lake no es una candidata peculiar, pero en los últimos años ha quedado claro que los outsiders pueden ser igual de efectivos para ganar elecciones y también hacer el trabajo sucio que los políticos tradicionales no se atreven.

La base republicana lo sabe, sin embargo, Lake tiene un gran reto ahora que parece ser la candidata oficial: convencer a los indecisos de que tiene la capacidad de hacer una buena gestión a pesar de su nula experiencia en la administración pública, y unir a todo el GOP, sobre todo al establishment, para tener una oportunidad de vencer a los demócratas en la elección final por la gobernación.


Actualización: 3/8/2022 – 14:30 ET: una versión anterior de este artículo fue publicado durante el día de las elecciones, el mismo fue actualizado con los resultados parciales que dan como posible ganadora a Kari Lake a falta de confirmación oficial.

Emmanuel Alejandro Rondón is a journalist at El American specializing in the areas of American politics and media analysis // Emmanuel Alejandro Rondón es periodista de El American especializado en las áreas de política americana y análisis de medios de comunicación.

Contacto: [email protected]

Total
7
Share