fbpx
Saltar al contenido

Biden y los demócratas reescriben la definición de “recesión” para negar su fracaso económico

Biden y los demócratas reescriben la definición de "recesión" para negar su fracaso económico

Contenidos

Available: English

[Read in English]

El actor argentino Guillermo Francella supo afirmar lo siguiente en la piel de su popular personaje “Pepe” Argento: “cuando la realidad es angustiante, ¿qué hay que hacer? Negarla”. Efectivamente, esta parece ser la nueva estrategia de Joe Biden y los demócratas para afrontar la recesión económica en la que entró Estados Unidos.

Según la propia Oficina de Análisis Económico (BEA), el país decrecerá un 0,9 % en el segundo trimestre de este 2022. Si a esto le sumamos la caída del 1,6 % en el primer trimestre, el resultado no es otro que el que la administración Biden intenta esconder.

“La disminución del PIB real reflejó disminuciones en la inversión privada en inventario, la inversión fija residencial, el gasto del gobierno federal, el gasto del gobierno estatal y local y la inversión fija no residencial, que fueron parcialmente compensadas por aumentos en las exportaciones y los gastos de consumo personal (PCE)”, precisó la BEA en cuanto a las causas del último decrecimiento.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

¿Qué significa entrar en recesión?

A pesar de que Ronald Reagan haya popularizado otra definición mientras hacía campaña contra Jimmy Carter en 1980, la que popularmente se utiliza es otra. Según el sitio especializado Economipedia, la definición técnica de recesión se da cuando “el PIB decrece durante dos trimestres consecutivos”.

“Es un decrecimiento de la actividad económica durante un periodo de tiempo. Generalmente se considera que existe recesión cuando la tasa de variación del PIB es negativa durante dos trimestres consecutivos. Vulgarmente se conocía como periodo de ‘vacas flacas’”, sumó el sitio web.

Sin embargo, la Casa Blanca y los demócratas negaron rotundamente la situación que atraviesa la economía. Para muestra un botón, Janet Yellen, secretaria del Tesoro, aseguró que “no estamos en recesión. Estamos en un período de transición en el que el crecimiento se está desacelerando y eso es necesario y apropiado y necesitamos crecer a un ritmo constante y sostenible”.

“Entonces, hay una desaceleración y las empresas pueden ver eso y eso es apropiado, dado que las personas ahora tienen trabajo y tenemos un mercado laboral sólido”, agregó la funcionaria en diálogo con NBC News.

En adición, Brian Deese, asesor económico del comandante en jefe, indicó que “no es la definición en la que tradicionalmente se han basado los economistas”. Sin embargo, RNC Research encontró que, en el 2008, Deese sostuvo que “los economistas tienen una definición técnica de recesión, que consiste en dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo”.

La redefinición de recesión

Este cambio de términos está siendo reforzado por algunos medios y think tanks aliados de los demócratas. Del lado de la prensa, Ben White de POLITICO aseguró que “la Casa Blanca está en lo cierto cuando dice que la caída del PBI en los últimos dos trimestres no muestra una recesión”.

Por su parte, el New York Times escribió que “es posible que Estados Unidos registre un segundo trimestre consecutivo de contracción económica, una referencia de la recesión. Pero esa no será la última palabra”.

Además, el Centro para el Progreso Americano afirmó que “el sólido mercado laboral de Estados Unidos sugiere que la economía no está en recesión”.

En definitiva, Biden y los demócratas dieron con la fórmula mágica para acabar con la recesión económica: negarla.

Total
31
Share