fbpx
la deuda y el PIB de USA

Relación entre la deuda y el PIB de USA es peor que la de Grecia antes de la crisis del 2008

Estados Unidos se encuentra en un territorio de deuda inexplorado. Eso debería preocuparnos.


Por Jon Miltimore

El presidente Biden presentó recientemente un nuevo plan a los americanos ante una sesión conjunta del Congreso: más gasto.

El plan de $1.8 billones de dólares recién publicado, presentado apenas unas semanas después de que Biden firmara una ley de 1.9 billones de dólares para el alivio de los efectos por COVID, incluye la universidad pública “gratuita”, así como el preescolar universal para todos los niños de tres y cuatro años.

“El Sr. Biden podría marcar el comienzo de una nueva era que amplíe fundamentalmente el tamaño y el papel del Gobierno federal”, informó The New York Times.

El anuncio se produce meses después de que la Oficina Presupuestaria del Congreso publicara un informe que proyectaba un déficit de $2.3 billones de dólares en 2021.

El plan de Biden empeorará el déficit seguramente. Aunque el plan contiene varios aumentos de impuestos para financiar sus programas, es probable que los impuestos sean muy inferiores a los gastos del gobierno, dicen los economistas.

“Las leyes de la economía son más rígidas que las del Gobierno federal, y es poco probable que estas subidas de impuestos produzcan las ganancias inesperadas que Biden espera”, señaló Joshua Jahani, director gerente de Jahani and Associates, en un reciente artículo del NBC News.

Como resultado, la deuda nacional de $28.2 billones de dólares aumentará aún más rápido. Y lo que es peor, si se incluyen en el balance las obligaciones no financiadas, como se exige legalmente a las empresas privadas, la deuda supera los $120 billones de dólares.

No está claro el riesgo que representan estas obligaciones.

Hay una escuela de pensamiento que sugiere que estas deudas no suponen un riesgo grave. Después de todo, en teoría, un gobierno puede renovar su deuda indefinidamente. Sin embargo, en un artículo reciente para el Banco de la Reserva Federal de San Luis, el economista David Andolfatto señaló que, en última instancia, el gobierno no decide cuánta deuda es soportable. Lo hace el mercado.

“Es de suponer que existe un límite a la cantidad que el mercado esté dispuesto o es capaz de absorber en forma de bonos del Tesoro, para un determinado nivel de precios (o tasa de inflación) y una determinada estructura de tipos de interés”, escribió Andolfatto. “Sin embargo, nadie sabe realmente hasta dónde puede llegar la relación deuda/PIB. Sólo podemos saberlo una vez que lleguemos allí”.

subir impuestos

Andolfatto tiene razón en que nadie conoce realmente el punto de inflexión de la deuda. Pero vale la pena señalar que la relación deuda-PIB de Estados Unidos —es decir, la deuda de un país comparada con su producción económica anual— era del 129 % a finales de 2020. En otras palabras, la deuda oficial de Estados Unidos era casi un tercio más grande que toda la economía estadounidense.

Esto es considerablemente más alto que la relación deuda/PIB de Grecia en 2010, cuando recibió un rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar el incumplimiento de sus obligaciones.

Estados Unidos no es Grecia, por supuesto. Su potencial económico es mucho mayor y opera con una moneda que controla. Pero no se puede negar que Estados Unidos se encuentra en un territorio desconocido. En la actualidad, la relación entre la deuda del Gobierno federal y el PIB es más alta que al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando la nación reunió uno de los mayores ejércitos que el mundo haya visto jamás. Y lo que es peor, el gobierno está acumulando deuda a un ritmo más rápido que nunca.

En algún momento, como señala Andolfatto, el mercado podría decidir que ya es suficiente, y la demanda de títulos del Tesoro se agotará. De hecho, esta es probablemente una de las razones por las que las criptomonedas están floreciendo de repente.

En un abrir y cerrar de ojos, las criptomonedas han pasado de ser objeto de debate en los rincones de las salas de Reddit y los salones universitarios a un mercado de más de $2 billones de dólares. No es exagerado decir que las criptomonedas son ahora la corriente principal; están siendo engullidas por los fondos de cobertura y los atletas estrella que firman contratos de 10 cifras.

Y no es difícil ver por qué. El mercado se está protegiendo. Como las ratas en un barco que se hunde, muchos están mirando una salida, sintiendo que el día del dólar puede finalmente estar llegando a su fin a medida que su valor se erosiona por la masiva emisión de dinero.

En un popular artículo del 2016, el autor Richard Ebeling exploró cómo los planificadores centrales de la antigua Roma destruyeron la economía.

Mucho de lo que Ebeling describe —la deuda, el gasto masivo, la inflación y los controles de precios, destruyen— suena inquietantemente familiar para los oídos modernos. Y, naturalmente, Ebeling explora el viejo enigma: ¿por qué fracasó Roma?

Durante siglos, como sabe cualquier aficionado a la historia, los pensadores, desde Edward Gibbon hasta Peter Heather y otros, se han hecho esta pregunta. Las respuestas varían. Algunos culpan a los bárbaros, otros a la inmigración. Algunos afirman que la culpa fue del cristianismo, mientras que otros apuntan a las enfermedades o al debilitamiento de las legiones romanas.

Todas estas teorías son interesantes y merecen ser examinadas, pero no he encontrado una explicación mejor que la ofrecida por el economista Ludwig von Mises, quien concluyó que la decadencia de Roma se debió a su rechazo al individualismo y al libre mercado.

“La maravillosa civilización de la antigüedad pereció porque no ajustó su código moral y su sistema jurídico a las exigencias de la economía de mercado”, escribió Mises.

Y continuó:

“Un orden social está condenado si las acciones que requiere su funcionamiento normal son rechazadas por las normas de la moral, son declaradas ilegales por las leyes del país y son perseguidas como criminales por los tribunales y la policía.

El Imperio Romano se desmoronó porque carecía del espíritu del liberalismo [clásico] y de la libre empresa. La política del intervencionismo y su corolario político, el principio del Führer, descompusieron el poderoso imperio como por fuerza siempre desintegrarán y destruirán cualquier entidad social”.

El presidente y estadista americano John Adams dijo una vez que hay dos maneras de destruir las naciones.

“Una es por la espada y la otra es por la deuda”, dijo supuestamente Adams. (Aunque la cita se atribuye ampliamente a Adams, no está respaldada por documentación escrita). 

No hay duda de que la deuda es un problema grave. Pero si Mises tiene razón, la explosión de la deuda puede ser simplemente un síntoma de un problema mucho mayor: el colapso del espíritu de libertad y el crecimiento de un sistema hostil a la libre empresa.

Deberíamos aprender de una cosa que tenemos y que los romanos no tenían: su nefasto ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
estatua de Marilyn Monroe

Feministas quieren cancelar estatua de Marilyn Monroe

Next Article
Shopify capitalismo woke

CEO de Shopify se pronuncia contra el capitalismo woke

Related Posts
Total
1
Share