fbpx

mark Milley

Por “traición” a Estados Unidos republicanos exigen la renuncia de Mark Milley

Mientras la Casa Blanca afirma que el presidente Biden “tiene total confianza en el liderazgo” de Milley, republicanos exigen la salida del general

[Read in English]

El general Mark Milley, jefe del Estado Mayor conjunto, habría tenido comunicaciones secretas con China a espaldas de Donald Trump cuando era presidente. Una situación por la que ahora es tildado de “traidor” y desde el Partido Republicano le exigen la renuncia.

Milley, principal jefe militar de Estados Unidos, habría ordenado a sus colaboradores no actuar inmediatamente en caso de que Trump diera algún paso para usar el arsenal nuclear y, además, habría llamado a un general chino para tranquilizar a Beijing respecto a las decisiones que pudiera tomar el presidente republicano.

Según relatan los periodistas Bob Woodward y Robert Costa, en su libro titulado “Peligro“, Milley estaba preocupado por “el estado mental” de Trump, un argumento, que, sin solidez podría traerle graves consecuencias.

Mientras la Casa Blanca afirma que el presidente Joe Biden “tiene total confianza en el liderazgo [del general Milley], su patriotismo y su fidelidad a nuestra Constitución”, republicanos exigen la salida del alto mando militar por haber presuntamente traicionado a Trump durante su Presidencia.

Por su parte el exsecretario interino de Defensa Christopher Miller, quien dirigió el Pentágono desde el período posterior a las elecciones de 2020 hasta el Día de la Inauguración, dijo que “no autorizó ni autorizaría nunca” al presidente del Estado Mayor Conjunto a tener llamadas “secretas” con su homólogo chino. Además calificó las acusaciones como un “acto de insubordinación vergonzoso y sin precedentes”.

En un comunicado a Fox News, Miller dijo que las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, desde sus inicios, han “operado bajo el principio inviolable del control civil de las Fuerzas Armadas”. 

“El presidente del Estado Mayor Conjunto es el oficial militar de más alto rango cuya única función es brindar asesoramiento militar específico al presidente, y por ley tiene prohibido ejercer la autoridad ejecutiva para comandar fuerzas”, dijo Miller.

Asimismo el senador republicano Marco Rubio, vicepresidente del Comité de Inteligencia del Senado, envió una carta a Biden exigiendo el despido inmediato de Milley.

“Escribo con gran preocupación sobre los informes recientes de que el general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, trabajó para socavar activamente al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en funciones y contempló una filtración traidora de información clasificada al Partido Comunista chino antes de un posible conflicto armado con la República Popular China (RPC)”, escribió Rubio.

 “Estas acciones del general Milley demuestran una clara falta de buen juicio, y le insto a que lo despida de inmediato”, sentenció.

Rubio aseguró que de confirmarse lo afirmado por los periodistas, lo que hizo Milley “no fue un acto de heroísmo sino de traición que supuso un grave riesgo para nuestra seguridad y nuestro orden constitucional”.

A las declaraciones de Rubio se suman las del senador republicano Josh Hawley, quien dijo que de confirmarse, si Milley no renuncia “deberá ser despedido”.

Jack Posobiec, editor senior de Human Events, dijo que “las acciones locas e imprudentes de Milley podrían haber desencadenado un primer ataque de China contra ciudades americanas”.

Las afirmaciones contra Milley aparecen en el libro “Peligro”, coescrito por los reporteros del Washington Post Bob Woodward y Robert Costa, quienes afirmaron que el general hizo dos llamadas telefónicas secretas, ambas a su homólogo chino, el general Li Zuocheng del Ejército Popular de Liberación. El libro alega que las llamadas telefónicas tuvieron lugar antes de las elecciones presidenciales de 2020, el 30 de octubre de 2020, y luego dos días después del motín del 6 de enero en el Capitolio, el 8 de enero de 2021.  

“Si vamos a atacar, le aviso con tiempo”: Mark Milley

“En un par de llamadas telefónicas secretas, el general Mark A. Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, aseguró a su homólogo chino, el general Li Zuocheng del Ejército Popular de Liberación, que Estados Unidos no atacaría”, se lee en un reporte del Washington Post (WaPo).

De acuerdo con lo descrito en el WaPo, las llamadas de Milley al general chino fueron «impulsadas» porque el jefe del Estado Mayor Conjunto no confiaba ni en la capacidad ni en el estado mental del expresidente Donald Trump, por eso decidió ir a las espaldas del expresidente.

En esa primera llamada, Milley dijo: “General Li, quiero asegurarle que el Gobierno americano es estable y que todo va a estar bien (…) No vamos a atacar ni a realizar ninguna operación cinética contra usted”.

Luego le comentó al general Li que “Si vamos a atacar, le llamaré con antelación. No va a ser una sorpresa”, aseguró el medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Afganistán

ONU: Afganistán está al borde de una hambruna

Next Article
58 % de los votantes americanos creen que Biden no puede proteger los oleoductos

Se espera que la inflación alcance el 5 %, advierte la Reserva Federal de Nueva York

Related Posts
Total
26
Share