fbpx
Económicas, consecuencias, Biden

Senador Demócrata Manchin pone en riesgo un puesto del gabinete de Biden

Manchin, que ejerce un gran poder en el Senado, dijo este viernes que “cree que sus declaraciones abiertamente partidistas” dañarán la “relación de trabajo entre los miembros del Congreso y el próximo director de la Oficina de Gestión y Presupuesto”

[Read in English]

El senador Joe Manchin (D-WV) dijo que no votará por la confirmación de Neera Tanden, la candidata de Biden para dirigir la Oficina de Gestión y Presupuesto. Tanden ha sido criticada por sus duros comentarios en el pasado, criticando tanto a los líderes republicanos como a los demócratas, mientras dirigía el think thank izquierdista Center for American Progress.

El historial de Tanden en Twitter ha sido el centro de atención de sus audiencias de confirmación. Fue reprendida por el Senado por referirse al senador Mitch McConnell (R-KY) como “Moscow Mitch” (Mitch de Moscú). Tanden también afirmó que “los vampiros tienen más corazón que Ted Cruz” (lo que es demostrablemente falso, ya que los vampiros no pueden ir a Cancún), y atacó a Bernie Sanders (D-VT), mientras se presentaba a la candidatura demócrata a la presidencia. La cuenta de Twitter de Tanden ha conseguido un hito importante: unir al GOP y al ala progresista del Partido Demócrata.

Manchin, que ejerce un gran poder en el Senado, dijo este viernes que “cree que sus declaraciones abiertamente partidistas” dañarán la “relación de trabajo entre los miembros del Congreso y el próximo director de la Oficina de Gestión y Presupuesto”. Con la desaprobación de Manchin, Tanden se enfrenta a un camino muy difícil hacia la confirmación, ya que los demócratas necesitarán ahora que al menos un senador republicano apoye su controvertido nombramiento y, al mismo tiempo, no perder a ningún otro senador demócrata, como la senadora Kyrsten Sinema (D-AZ).

El presidente Biden ha dicho que no retirará la nominación de Tanden y que cree que todavía tienen suficientes votos para conseguir que su nominada pase por el Senado. El senador Sanders dijo que aún no ha decidido su voto sobre Tanden y que está “más preocupado por lo que va a hacer en el futuro” que por lo que hizo en el pasado.

Otra opción para que la Casa Blanca confirme a su candidato a la OMB es intentar un nombramiento en receso. Obama ya lo intentó anteriormente, pero como el Partido Republicano controlaba la Cámara de Representantes, celebró sesiones pro-forma que impidieron que el Congreso entrara en receso formal; sin embargo, esta vez los demócratas controlan ambas cámaras del Congreso, lo que podría darles la oportunidad de lograrlo.

Manchin usa su palanca política

Si el voto de confirmación fracasa, sería la primera derrota legislativa de la administración Biden, en apenas un mes de existencia, demostrando que el control de los demócratas sobre todos los resortes de Washington es, en el mejor de los casos, frágil. Se trata de un importante movimiento de poder por parte de Manchin, que ya ha enterrado la propuesta demócrata de eliminar el filibuster en el Senado y dijo que está en contra de aumentar el salario mínimo federal a 15 dólares. Manchin está señalando a la Casa Blanca que él, y no los de el ala progresista del partido, es el miembro más importante del Senado y que nada pasa sin su aprobación explícita.

Manchin no lo hace para exasperar a Biden. Es uno de los pocos demócratas que sobreviven en un estado profundamente rojo (Trump ganó en Virginia Occidental por casi 30 puntos) y necesita mostrar a su electorado que es una voz independiente, un demócrata moderado que se enfrentará a la administración Biden cuando sea necesario. Este enfoque seguramente le granjeará a Manchin muchos enemigos en la izquierda del partido, pero quienes lo critican por no seguir la línea del partido deberían recordar que sin demócratas como Manchin, el GOP habría conservado el Senado en 2020.

Manchin - Biden - El American
Sen. Joe Manchin (I) se opuso a la nominada de Biden para la Oficina de Presupuesto (EFE)

Como hemos dicho antes, el Partido Demócrata tiene una mayoría muy estrecha en el Congreso, lo que ha puesto a Biden en una posición extremadamente difícil. Si quiere que se haga algo durante sus dos primeros años como presidente, antes de que el GOP intente borrar su mayoría en ambas cámaras en las elecciones intermedias, tendrá que equilibrar los intereses del ala AOC-Bernie (que viven en estados seguros) del partido y de los senadores con demócratas como Manchin o Sinema que representan estados muy competitivos.

La nominación de Tanden es sólo una muestra de los impedimentos a los que se enfrentará Biden durante su presidencia -al menos sus dos primeros años- y por eso debe ser muy cuidadoso en cualquier propuesta que quiera pasar por el Congreso. Biden aún tiene mucho tiempo para desarrollar un enfoque que apacigüe a ambos lados de su partido o incluso (para consternación de los demócratas radicales) que garantice algún apoyo bipartidista. Sin embargo, en este momento, la estrategia de Biden parece no estar funcionando.

A día de hoy, parece que hay dos Joes al mando de DC: Joe Biden en la Casa Blanca y Joe Manchin en el Senado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Ya chole, el llamado de Obrador. Imagen: Mariano Castillo / Secretaría de Cultura CDMX via Flickr

"¡Ya chole!" el obradorismo se resquebraja en México

Next Article
Yellen

Janet Yellen defiende plan de estímulo de $1.9 billones de Biden

Related Posts
Total
2
Share