fbpx
Saltar al contenido

“Tenemos un traficante en jefe en la Casa Blanca”: representante Cammack responsabiliza a Biden de crisis fronteriza

Cammack, El American

Available: English

[Read in English]

 

Durante la cumbre America First Agenda del America First Policy Institute este martes en Washington D.C., la congresista republicana por Florida, Kat Cammack, hizo referencia a la crisis de migración ilegal que se vive en la frontera sur de Estados Unidos, donde se ha registrado una ola de tráfico de personas, incluyendo niños.

Por tal motivo y por su responsabilidad en la crisis fronteriza, Cammack se refirió al presidente Joe Biden como “traficante en jefe”.

“Tenemos un traficante en jefe en la Casa Blanca, y necesita ser llamado como tal”, dijo Cammack sobre Biden. “Los cárteles controlan el 40 % de México. ¿Se imaginan si dijéramos que Antifa controla el 40 % de los Estados Unidos? Es es una locura”.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cammack responsabiliza a la FEMA y a las Big Tech

La congresista también habló sobre los métodos que los traficantes de personas y los inmigrantes ilegales utilizan para lograr sus objetivos, y señaló a las grandes compañías tecnológicas como “cómplices” del problema.

“También creo que debemos responsabilizar a las Big Tech”, agregó Cammack. “Abran sus teléfonos, abran cualquier aplicación de redes sociales, escriban en la barra de búsqueda ‘cruzando la frontera’. Encontrarán anuncios de personas que los llevarán a cualquier parte de los Estados Unidos, a cualquier precio”.

Apuntó que los traficantes de personas a través de la frontera sur de Estados Unidos, conocidos popularmente como coyotes, manejan su “logística” a través de aplicaciones móviles como WhatsApp, Facebook e Instagram y que, por ende, estas plataformas son “cómplices de la trata de seres humanos” y deben afrontar su responsabilidad ante la justicia.

Cammack también señaló a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) por financiar vuelos y viajes en bus para reubicar a los inmigrantes ilegales a través del territorio nacional, y pidió una revisión “a profundidad” de los programas dispuestos por el gobierno federal a tal fin.

“El Secretario (Alejandro Mayorkas) me mintió en la cara y me dijo que FEMA no estaba pagando los boletos de avión ni los pases de autobús. Eso es una mentira”, dijo la representante. “Se han gastado más de $130 millones de los bolsillos de FEMA en la compra de boletos de avión para trasladar a esas personas por los Estados Unidos. $130 millones sólo el año pasado”.

De acuerdo con un reporte del New York Post (NYP), la administración demócrata se “oculta” tras organizaciones de caridad para financiar la inmigración ilegal. El reporte indica que, incluso antes de cruzar la frontera, los migrantes reciben tarjetas de débito cargadas con $800 al mes y que, aunque están distribuidas por la Organización para la Migración, el dinero proviene del Departamento de Estado.

Una vez en el país, los migrantes son dirigidos a organizaciones católicas de caridad como Catholic Charities of the Rio Grande Valley, dirigida por la hermana Norma Pimentel, que recibe dinero de FEMA para alimentar y reubicar a los migrantes ilegales.

El reporte del NYP estima que FEMA ha dirigido al menos $2.2 millones al financiamiento de estas organizaciones sólo en el área de Washington D.C.

“Recuerden: tenemos un país en juego, y una nación que no tiene una frontera segura no es una nación soberana”, sentenció Cammack. “Este es un problema de seguridad nacional, este es un problema de salud pública, este es un problema humanitario y tenemos que poner esto en primer lugar en la agenda cuando recuperemos la Cámara en enero”.

Total
10
Share