fbpx
universidades, uk, libertad de expresion

Universidades británicas enfrentarán multas por reprimir libertad de expresión en campus

Las universidades británicas ahora estarán bajo el escrutinio del “Campeón de la Libertad de Expresión”, quien multará en caso de que estas discriminen personas por sus opiniones

[Read in English]

De acuerdo con nuevos pronunciamientos de la Secretaría de Educación, el gobierno británico comenzará a multar a las universidades que se embarquen en actitudes contrarias a la libertad de expresión como lo ha sido la cultura de cancelación.

Gavin Williamson, el secretario de Educación, estará anunciando el Free Speech Champion (Campeón de la libertad de expresión), un cargo que tendrá poderes para defender la libertad de expresión y la libertad académica en los campus. El Champion estará facultado para multar a las universidades que intenten discriminar a las personas por sus opiniones políticas.

El Telegraph reportó que las universidades o cuerpos estudiantiles que intenten cancelar, despedir o degradar a las personas por sus opiniones serán sancionados en una escalada gubernamental importante en la «guerra contra lo woke».

Por su parte, el secretario de Cultura, Oliver Dowden, ha convocado a veinticinco de los organismos de patrimonio y organizaciones benéficas más importantes del Reino Unido a una cumbre la próxima semana en la que se les dirá «que defiendan nuestra cultura e historia de la ruidosa minoría de activistas que constantemente intentan derrotar a Gran Bretaña», según lo informado por el Telegraph.

«Organizaciones que se han desviado de su propósito [olvidan] que nuestro patrimonio busca enorgullecer a las personas, no hacerlas sentir culpables por ser británicos», afirmó el secretario Dowden.

Dowden dijo en la carta enviada a The Sunday Telegraph: «Las naciones orgullosas y seguras enfrentan su pasado directamente; no buscan huir o retocar la historia sobre la que se basan».

«La historia está plagada de complejidad moral y la interpretación del pasado de Gran Bretaña no debería ser una excusa para contar una versión demasiado simplista de nuestra historia nacional», añadió.

Sir John Hayes, presidente del Common Sense Group (un grupo de cincuenta y nueve miembros del Parlamento), acogió con satisfacción las medidas del Gobierno para abordar la llamada «cultura de cancelación».

Hayes afirmó, según el Telegraph, que es «absolutamente correcto que el Gobierno intervenga para defender la libertad de expresión. Sin la capacidad de hablar libremente pronto, no seremos capaces de pensar libremente».

dowden, universidades, uk, woke
«Las naciones orgullosas y seguras enfrentan su pasado directamente; no buscan huir o retocar la historia sobre la que se basan», dijo el secretario de Cultura Oliver Dowden (Flickr)

Añadió Sir Hayes que «si bien las universidades deben ser lugares donde las ideas deben ser un punto de apoyo para crear y experimentar, para ser lugares de imaginación», el debate se ha cerrado a nuevas ideas gracias a la «policía del pensamiento».

Una fuente le dijo a The Telegraph que: «La libertad de expresión sustenta nuestra sociedad democrática y nuestras universidades tienen una larga y orgullosa historia de ser lugares donde los estudiantes y académicos pueden expresarse libremente, desafiar puntos de vista y cultivar una mente abierta e inquisitiva».

«El silenciamiento y la censura inaceptables en los campus están teniendo un efecto escalofriante», señaló la fuente, «y es por eso que debemos fortalecer la libertad de expresión en la educación superior, reforzando los deberes legales existentes y asegurando que se tomen medidas firmes y sólidas si estos se infringen».

El estatus de las universidades británicas

En El American reportamos que varias universidades británicas están alineadas con la agenda progresista de borrar la historia de las naciones. En esta cruzada contra el acervo histórico han sido incluidas desde escuelas y universidades, hasta propietarios privados, pubs, iglesias, organizaciones benéficas y consejos.

La Universidad de Edimburgo, por ejemplo, ha cambiado el nombre de la Torre David Hume debido al supuesto racismo del filósofo —las pruebas al parecer, no son necesarias—.

En este sentido, recordemos que otras instituciones decidieron modificar su nombre como la Universidad de Liverpool, que cambió el nombre de su Salón Gladstone debido a los vínculos del ex Primer Ministro con la esclavitud; la Universidad Imperial de Londres que ha dejado de usar su lema latino (cuya traducción sería “conocimiento científico, la coronación de la gloria y la salvaguarda del imperio”), se han unido a la eliminación de su propia historia.

La Universidad de Leicester, por su lado, anunció que eliminaría sus estudios de inglés medieval con el objetivo de «descolonizar» su plan de estudios. En lugar de enseñar Los cuentos de Canterbury o el clásico anglosajón Beowolf, la universidad dijo que se centraría en textos relacionados con la sexualidad, la diversidad, la raza y la etnia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Tormenta El American

Tormenta invernal deja a millones sin electricidad en Texas

Next Article
Deb Haaland, secretaria del interior, Joe Biden, fracking

Deb Haaland, la ambientalista radical nominada para secretaria del interior

Related Posts
Total
67
Share