fbpx
¿Las variantes del COVID-19 van a vencer la inmunidad de las vacunas?

¿Las variantes del COVID-19 van a vencer la inmunidad de las vacunas?

La reconocida viróloga Angela Rasmussen explicó que es poco probable que las nuevas variantes del coronavirus de Wuhan «escapen a la inmunidad inducida por la vacuna»

[Read in English]

La variante Delta es, para muchos, la mayor amenaza que presenta el COVID-19 hoy por hoy. Sin embargo, hasta ahora, los datos demuestran que las vacunas están funcionando bastante bien contra esta variante, pues la efectividad de los inmunizadores no baja muchos puntos porcentuales. No obstante, las autoridades sanitarias, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), dicen que están en constante evaluación sobre si las potenciales variantes pueden ser muchas más fuertes que las variantes actuales y vencen la inmunidad de las vacunas.

Los CDC explican en su sitio web que las «Nuevas variantes del virus que causa el COVID-19 están circulando en los Estados Unidos y en otras partes del mundo. Los datos actuales sugieren que las vacunas contra el COVID-19 autorizadas para usar en los Estados Unidos ofrecen protección contra la mayoría de las variantes que circulan en los Estados Unidos. No obstante, algunas variantes podrían ocasionar que algunas personas se enfermen incluso después de recibir la vacuna completa».

Y añaden: «La evidencia se limita sobre cómo las nuevas variantes del COVID-19 afectarán la efectividad de las vacunas contra el COVID-19 en condiciones reales. Los CDC continuarán monitoreando el funcionamiento de las vacunas para determinar si las variantes tienen algún impacto en la efectividad de las vacunas contra el COVID-19 en condiciones del mundo real».

Directamente, el doctor Anthony Fauci, principal asesor médico de la Casa Blanca, dijo que «Ahora nos enfrentamos a un virus diferente» haciendo referencia a la variante Delta y que por ello las CDC cambiaron sus directrices sobre el uso de las mascarillas en lugares cerrados para todas las personas, incluyendo los vacunados.

Según el Ministerio de Salud de Israel, la eficacia de las vacunas en prevenir una infección por COVID-19 debido a la irrupción de la variante Delta cayó al 64 %, al igual que la capacidad de prevenir una enfermedad con síntomas. No obstante, la eficacia de las vacunas para prevenir una enfermedad grave continúa siendo alta: 93 %.

Por ejemplo, Tom Frieden, excomisionado de Sanidad de la ciudad de New York y también exdirector general de la CDC tuiteó al respecto: «La aparición de variantes futuras que pueden escapar a la inmunidad inducida por vacunas. Puede que Delta no sea la peor variante que nos ofrece el virus. La continua propagación incontrolada en todo el mundo hace que este escenario sea más probable».

Este tweet provocó la reacción de la reconocida viróloga Angela Rasmussen, quien explicó que es poco probable que las nuevas variantes del coronavirus de Wuhan «escapen a la inmunidad inducida por la vacuna».

Angela Rasmussen: «Nuestra mayor preocupación debería ser vacunar al mundo»

En un extenso hilo en su cuenta en Twitter, Rasmussen expuso cuáles son las probabilidades de que el COVID-19 mute generando nuevas variantes que rompan la inmunidad de las vacunas. Para ella, es poco probable que esto suceda debido a varias razones, entre ellas, que «El sistema inmunológico es más complejo que simplemente neutralizar los anticuerpos» y este también puede ser muy eficaz en su desarrollo. Además, afirmar que pueden llegar nuevas variantes sería hacer una suposición más que un hecho.

«Deberíamos preocuparnos por las futuras variantes “peores” que probablemente resulten de la propagación descontrolada», dijo Rasmussen antes de empezar el hilo. «Pero no es probable que “escapen a la inmunidad inducida por la vacuna”. Hay varias razones por las que este es el caso».

«El sistema inmunológico es más complejo que simplemente neutralizar los anticuerpos. Unas pocas mutaciones en el dominio N-terminal (NTD) o en el dominio de unión al receptor (RBD) del pico son insuficientes para escapar de la totalidad de la respuesta inmune», explica. «El sistema inmunológico no es una pared estática. Es más como un ejército dinámico, con unidades especializadas que se movilizan para atacar una infección en múltiples frentes. La adquisición de algunas mutaciones puntuales en un solo antígeno es insuficiente para evadir estas complejas defensas».

De acuerdo con la viróloga, la comunidad científica tiene, desde hace tiempo, datos que explican que, «si bien los anticuerpos neutralizantes pueden verse afectados por mutaciones en partes clave del pico (especialmente el RBD), las células T parecen tener una reacción cruzada generalizada para una variedad de coronavirus, incluido el SARS. -CoV-2».

«Las células T son una especie de células inmunes, cuyo principal propósito es identificar y matar a patógenos invasores o células infectadas», se explica en la BBC. «Lo hacen utilizando proteínas en su superficie, que a su vez pueden adherirse a proteínas en la superficie de estos impostores».

«Todavía no sabemos hasta qué punto estas células T con reactividad cruzada brindan protección contra COVID, pero está muy claro que las vacunas inducen respuestas potentes tanto de anticuerpos como de células T. Tenga en cuenta: los anticuerpos y las células T son diversos y exquisitamente específicos para el SARS-CoV-2», remarcó en su hilo la doctora Rasmussen que siguió explicando por qué es complejo que las variantes rompan la inmunidad de las vacunas.

Las variantes del COVID-19 son fuertes, pero el sistema inmunológico también

La viróloga insiste en que, pese a que hay una cobertura alarmista de las variantes, la realidad es que las vacunas siguen siendo efectivas hoy por hoy.

«A pesar de la cobertura alarmista sobre las “infecciones revolucionarias”, las vacunas en realidad se evaluaron con COVID-19 sintomático como el criterio de valoración principal, no la infección», dijo. «La eficacia de la vacuna se basa en su capacidad para prevenir enfermedades, no para prevenir la infección por completo (aunque también hacen esto último bastante bien). Y la totalidad de las respuestas producidas por la vacunación completa se mantiene bien contra los VOCs [variantes]».

Eso sí, la doctora insistió en que es importantísimo la vacunación completa, «La vacunación completa crea una barrera para la replicación que es en gran medida insuperable para el virus. La vacunación parcial, por otro lado, puede no serlo. Es por eso que los regímenes de ARNm de una sola inyección son una mala idea (y las estrategias de dosis retrasadas en el Reino Unido y aquí en Canadá lo han confirmado)».

 ¿Las variantes del COVID-19 van a vencer la inmunidad de las vacunas?
Una persona recibiendo la vacuna contra el COVID-19. (EFE)

En definitiva, para la doctora, existe una posibilidad muy remota de que una variante del COVID-19 puede romper por completo la inmunidad y que, pese a ello, todavía hay mecanismos de defensa en nuestro sistema inmunológico que pueden combatir el virus.

«Hasta ahora hay 4 VOC: alfa (B.1.1.7), beta (B.1.351), gamma (P.1) y delta (B.1.617.2). Alfa y Delta son más transmisibles. Beta y Gamma pueden evadir algunas respuestas de anticuerpos neutralizantes ¿Quién gana en una competencia cara a cara? Alfa y Delta, de mano», explicó Rasmussen. «El aumento de la transmisibilidad en los no vacunados es claramente una ventaja, ya que Alfa y Delta han superado a Beta y Gamma una y otra vez. Eso es porque no es suficiente evadir *algunas* respuestas de anticuerpos neutralizantes. Todos los COV llegan a un callejón sin salida en la mayoría de las personas vacunadas».

«No es la transmisión de Beta y Gamma entre las personas vacunadas, sino la transmisión acelerada en los *no vacunados* lo que ha permitido que Alfa y ahora Delta se vuelvan dominantes rápidamente y esté impulsando un número creciente de casos», añadió.

La conclusión para la doctora es que, ciertamente, «debemos permanecer atentos».

«No podemos descartar la posibilidad de que surjan VOCs que eludan las vacunas (probablemente se clasificarían en un nivel superior, como variantes de gran consecuencia). Todo es posible ¿Pero probablemente? En mi opinión, no».

«Los virus son impredecibles. Si bien la evolución viral acelerada es formidable, nuestro sistema inmunológico también es bastante increíble. Por ahora, nuestra mayor preocupación debería ser vacunar al mundo, no preocuparnos por una hipotética evasión inmunológica que probablemente no suceda».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
junta de control fiscal, el american newsroom puerto rico

Puerto Rico: Junta de Control Fiscal no contempla aumentos salariales a empleados de Hacienda

Next Article
Derechos, El American

Los derechos son siempre humanos

Related Posts
Total
1
Share