fbpx
Biden desmintió, Escuelas abrirán

Biden desmintió a su secretaria de Prensa: escuelas abrirán a fines de abril

Jen Psaki afirmó que solo la mitad de los niños regresarían a las escuelas. El presidente Joe Biden desmintió esa información

[Read in English]

El presidente Joe Biden desmintió a su secretaria de Prensa, Jen Psaki, y reiteró que las escuelas abrirán sus puertas para clases presenciales a finales de abril.

Biden señaló que Psaki estaba equivocada cuando informó que su plan de reapertura de escuelas solo haría que la mitad de los niños regresaran a las aulas por tan solo un día a la semana.

«Eso no es cierto. Hubo un error en la comunicación», dijo Biden en relación con las declaraciones de Psaki.

En una entrevista para CNN el mandatario señaló que quiere la reapertura completa de las escuelas al final de sus primeros 100 días en el cargo. Sus afirmaciones chocan con algunos legisladores demócratas y con la directora de los CDC, quienes, pese a la evidencia científica, afirman que aún no es seguro regresar a las clases presenciales.

Biden dijo que estaría «cerca» de cumplir su objetivo de reabrir la mayoría de las escuelas K-8 para fines de abril: «Creo que muchas de ellas lo harán cinco días a la semana, la meta será cinco días a la semana».

Sin embargo, admitió que su objetivo de reapertura no se aplica a las escuelas secundarias o universidades debido a un «factor de contagio más alto».

Biden está bajo una creciente presión para que utilice su influencia como mandatario en abrir las escuelas, algo a lo que los sindicatos de maestros se han resistido después de que los principales expertos en salud del país dijeran que es seguro hacerlo sin que los maestros estuvieran vacunados.

Contradicciones de la administración Biden sobre apertura de escuelas

Desde que inició la administración de Biden-Harris se han dado a conocer diferentes versiones oficiales en relación con la reapertura de escuelas. Mientras el presidente ha asegurado que estarán abiertas para sus primeros 100 días de gestión, su jefe de Gabinete, Ron Klain, dijo que el aprendizaje virtual debería prolongarse más.

Luego el Dr. Anthony Fauci dijo que sería «óptimo», pero no esencial, que todos los maestros se vacunen antes de regresar a las aulas, y advirtió que la reapertura de escuelas en 100 días «puede no suceder».

A ellos se suman las recientes declaraciones de la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la doctora Rochelle Walensky, quien dijo que se necesitan «más recursos» para regresar a las clases presenciales.

Rochelle Walensky afirmó que se necesitan «más recursos» para la reapertura total de escuelas. (EFE) Biden desmintió
Rochelle Walensky afirmó que se necesitan «más recursos» para la reapertura total de escuelas. (EFE)

Recientemente los CDC recomendaron que todas las escuelas apliquen las siguientes medidas para reabrir sus puertas: uso de mascarillas, distancia de dos metros entre las personas y que asistan a clases los mismos grupos de estudiantes para limitar el número de personas que deben estar en cuarentena en caso de que se presenten focos de infección. Las vacunas no eran un requisito previo para que los maestros regresaran a las escuelas.

«Necesitamos asegurarnos de que salgamos de las zonas rojas y hagamos nuestra parte como sociedad para salir de las zonas rojas para reducir las tasas de transmisión, y necesitamos hacer el trabajo para poner en marcha todas esas estrategias de mitigación en todas estas escuelas», agregó Walensky.

Si el país espera a «salir de las zonas rojas», entonces pareciera que las escuelas no abrirán próximamente, tal y como lo había prometido Biden en su campaña.

Expertos alrededor del mundo han advertido sobre el daño a largo plazo que representa el cierre de las escuelas debido a la falta de aprendizaje que puede representar para millones de niñas y niños.

Un informe publicado en The Lancet señala que la organización benéfica Save the Children predijo que para finales del 2020 medio millón más de niños en todo el mundo se habrían visto obligados a contraer matrimonio y un millón más de niñas quedarían embarazadas como resultado indirecto de coronavirus (COVID-19).

«El costo del cierre de escuelas, en términos de educación perdida, exposición potencial al abuso y, en algunos países, el final prematuro de la escolarización en favor del trabajo o el matrimonio podría tener impactos sociales devastadores que arruinarán a una generación de niños y niñas», señala.

Margaret A. Honein, autora principal del informe de JAMA, citada por The Washington Post, aseguró que «La conclusión es que con los esfuerzos de prevención adecuados podemos mantener la transmisión en las escuelas y los entornos educativos en un nivel bastante bajo».

La investigadora comentó, además, que los estudios mostraron que incluso en lugares con altas tasas de infección no hay pruebas de que las escuelas transmitan el virus a niveles más altos que los observados en la comunidad. Aclaró, sin embargo, que esto siempre va a depender de que se sigan tomando todas las precauciones sanitarias.

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

¿Será Miami el nuevo Silicon Valley o Wall Street de Estados Unidos?

Next Article
Biden, uigures, genocidio, china

Biden se niega a condenar genocidio uigur en China: «Culturalmente existen normas diferentes»

Related Posts
Total
1
Share