fbpx
black lives matter, milicia, woke america, demócratas, woke

The Dissident #8: Black Lives Matter es la nueva milicia woke

Si unimos los puntos, veremos que más que un movimiento, Black Lives Matter actúa como una milicia que somete a la población al proyecto de la Woke America

[Read in English]

Derek Chauvin ha sido sentenciado por el homicidio de George Floyd. Pero entre todo ese embrollo, fue Maxine Waters la que más resalto al amenazar con radicalizar a Black Lives Matter (BLM) en la calle, de obtener un resultado contrario.

Con esto, Waters dijo algo entrelíneas que muchos han pensado que: Black Lives Matter actúa como la milicia woke del establishment.

Veamos, entonces, los comportamientos de BLM más de cerca para entender mejor.

Un libro que puede ayudarnos a entender por qué Black Lives Matter se comporta como una guerrilla o milicia es el “Manual del Guerrillero Urbano” del terrorista brasileño, Carlos Marighella.

En este caso, debemos tomar este manual como un modelo moral y ético para los movimientos revolucionarios.

Carlos Marighella fue un terrorista brasileño de extrema izquierda, padre de la lucha armada comunista en el país. (Rede Brasil Atual)

Marighella justifica la acción revolucionaria como un deber incuestionable porque se opone a un enemigo que considera peor que el mismísimo Lucifer.

Justo como él, Black Lives Matter usa un concepto absoluto: el del racismo sistemático como cheque en blanco para destruir el sistema y crear uno nuevo donde ellos mandan.

Pero Marighella también dice que la violencia es justificada, y que ser llamado violento es, en realidad, un honor.

Y ¿qué piensa Black Lives Matter sobre ello?

Bueno, Ariel Atkins, líder de la organización en Chicago llegó a decir que saquear negocios era una forma de “reparaciones”.

Además, el Washington Post escribió que no se puede condenar la violencia de BLM porque Martin Luther King Jr. la defendía.

De acuerdo con Marighella, “la guerrilla inflige daño sistemático a las autoridades y a los hombres que ejercen el poder”. O sea, el sistema es el enemigo demoníaco a vencer.

De esta misma forma Black Lives Matter amenaza públicamente con destruir Estados Unidos.

Hawk Newsome, uno de sus líderes, amenazó con “incendiarlo todo” si no les dan lo que quieren.

Y ¿qué será lo que quieren? ¿Más blancos arrodillándose y pidiendo perdón por existir? Quisiéramos saberlo.

“El guerrillero”, dijo también Marighella, “defiende una causa justa, que es la causa del pueblo”.

Esto, por supuesto, no significa que la lucha del revolucionario es una lucha por el pueblo.

BLM dice que su lucha es la lucha del pueblo, pero incendian ciudades enteras y saquean negocios de inocentes (Flickr)

Al contrario, la lección de esta frase es que el revolucionario debe convencer que lucha por el pueblo, cuando no es así.

BLM ha asegurado desde siempre que su causa, la de acabar con Estados Unidos, es “la causa del pueblo”.

Para ellos no importa lo que los americanos quieran en realidad. Si Black Lives Matter lo dice, “lo dice el pueblo”.

Marighella enseña también en su manual que “la vida del guerrillero depende de disparar”, es decir, de su habilidad de manejar bien todas las armas.

Para BLM es tan importante ejecutar revueltas como aprovechar la propaganda; y en ambas actividades son muy buenos.

De hecho, Marighella recomienda crear una propaganda que haga de la acción el mensaje en sí, y que la posdata sea disuadir a cualquiera “de ir contra los revolucionarios”.

Así, vemos cómo Black Lives Matter prende ciudades enteras en fuego y saquea negocios para decirle a la gente: si te opones, también lo haremos con tu casa o con tu negocio.

Saquear y quemar ciudades por un año entero hace que el mensaje de BLM esté terroríficamente presente. “Si te pones en nuestro camino, te destruimos”.

Pero, a diferencia del guerrillero urbano de antes, BLM no necesita el apoyo popular porque ya tiene el apoyo político y corporativo. Lo que vuelve al ciudadano americano, su principal enemigo —al final han saqueado sus negocios, han asediado sus casas, han destruido sus calles, e incendiaron sus ciudades—.

Y esto pasa igual en Venezuela. Los llamados “colectivos” del chavismo son paramilitares comunistas mejor armados que el Ejército y están financiados por el chavismo con el objetivo de someter o matar venezolanos inocentes.

De hecho, podemos decir que Black Lives Matter tiene más en común con los colectivos del chavismo, que con el movimiento por los derechos civiles que acabó con la segregación racial: ambos están directamente financiados por el sistema, ambos persiguen a los ciudadanos de sus países, y ambos han matado inocentes.

Si unimos los puntos, veremos que más que un movimiento, BLM actúa como una milicia que somete a la población al proyecto de la Woke America.

El sometimiento es tal que una miembro del jurado del juicio en el caso Chauvin dijo que su decisión la tomó porque “no quería disturbios de nuevo”.

Además, dijo que “estaba preocupada de que personas fueran a su casa si no estaban satisfechos con el veredicto”.

Los ciudadanos ahora tienen miedo de siquiera hablar porque sienten que BLM incendiará de nuevo el país. Eso no pasa en democracias. Eso pasa en países donde ha llegado una revolución.

Maxine Waters le dijo al mundo que BLM será una amenaza para las vidas americanas si no cumplen sus deseos.

Y ahora, ¿cuáles serán sus próximos deseos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Caso Chauvin, El American

Caso Chauvin: ¿Puede haber justicia en USA?

Next Article
Catástrofe sanitaria, India covid-19

Catástrofe sanitaria en India: fracasó "programa de salud pública más grande del mundo"

Related Posts
Total
0
Share