fbpx
Mismo barco, El American

“Freedom” y “Liberty”

El asunto no es sencillo y no está exento de controversias, puesto que en la parla convencional ‘to be free’ es proceder en concordancia con ‘liberty’

Se han escrito muchos ensayos sobre el significado de estas dos palabras que aparecen en el título de esta nota. Tienen connotaciones diferentes, una sutileza idiomática que no existe en castellano. Tal vez sea por lo que escribe Borges en cuanto a que “el inglés tiene la ventaja de no contar con una academia de la lengua” lo cual hace que el Webster’s cuente con muchos más vocablos que el Diccionario de la Real Academia Española. Como es sabido, el lenguaje surge de un proceso evolutivo y espontáneo que viene desde abajo y no de una construcción, diseño o ingeniería social (salvo el Esperanto que resulta en un esperpento).­

‘Freedom’ remite a la condición natural del ser humano, a su libre albedrío. Trata de su naturaleza interna. Incluso como destaca Viktor Frankl, en un campo de concentración la persona mantiene su capacidad de libre albedrío, así puede pensar o no pensar, comer o no comer, etc. ‘Liberty’ en cambio, se refiere a las relaciones interpersonales, que como apunta Friedrich Hayek alude a “la ausencia de coacción por parte de otras personas”. Una persona encarcelada no tiene ‘liberty’ pero mantiene su condición de ‘freedom’. La primera expresión se refiere a una condición social, en cambio, la segunda apunta a una condición psicológica.­

Butler Shaffer resume la idea: “‘Freedom’ es la condición que existe en la mente del ser humano. Es su estado de integridad”, no así ‘liberty’ que, como queda dicho, se refiere a la naturaleza de las relaciones sociales en un sistema abierto con marcos institucionales civilizados. Dicho sea de paso, en no pocas oportunidades se confunde la libertad en el sentido de las ciencias sociales para aplicarlo a territorios del todo impropios. Por ejemplo, no tiene sentido decir que no somos libres porque no podemos bajarnos de un avión en pleno vuelo o no somos libres porque no podemos ingerir arsénico sin sufrir las consecuencias. Estas dos acepciones proceden una de la física y la otra de la biología que nada tiene que ver con las relaciones sociales.­

También se ha dicho que los pobres no son libres pues ven restringidos sus consumos, lo cual también confunde aspectos cruciales. Ser muy pobre es una desgracia, pero no tiene que ver con la libertad, de lo contrario deberíamos decir que todos nuestros ancestros no eran libres debido a su pobreza, ya que todos provenimos de las cuevas, o también, debido a que todos somos pobres o ricos según con quien nos comparemos, en última instancia no habría tal cosa como la libertad. En este contexto, Thomas Sowell señala que la constipación es una desgracia, pero tampoco tiene nada que ver con la libertad.­

­

Etimologías

La palabra ‘freedom’ tiene origen germánico (‘vridom’), mientras que ‘liberty’ tiene raíz normanda de allí que en francés es ‘liberté’ y también origen latino (‘liberatem’). El tema es de gran interés, puesto que permite distinguir dos planos bien distintos del análisis: por una parte, la condición humana del libre albedrío y por otra el indispensable oxígeno para vivir en sociedad y permitir no solo el respeto recíproco, sino liberar las energías creativas al efecto del mayor progreso moral y material que las circunstancias permitan.­

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El asunto no es sencillo y no está exento de controversias, puesto que en la parla convencional ‘to be free’ es proceder en concordancia con ‘liberty’ lo cual confunde y superpone planos, de allí es que muchas veces se emplean los términos como si fueran sinónimos. De todos modos, la distinción gramatical es pertinente, puesto que ayuda a mirar el tema desde distintos ángulos lo cual complementa el estudio en estos campos tan vitales para nuestra supervivencia y tan poco comprendidos por megalómanos que pretenden imponer el manejo de vidas y haciendas ajenas.­

En lo personal había leído varios de los trabajos que marcan las distinciones que venimos consignando, pero me surgió nuevamente en un primer plano la cuestión debido a que Solana Colombres —quien me había realizado una entrevista hacía poco tiempo— estaba de visita en Washington DC y me escribió consultando sobre estas dos palabras que veía esculpidas en diversos frontispicios y escritas en documentos de la época por los Padres Fundadores de esa nación, con lo que repasé lo que hemos comentado fugazmente en esta nota periodística.­

Previous Article
Humillación internacional, El American

Joe Biden ante otra inminente humillación internacional

Next Article
Universidades, El American

Medidas por COVID-19 son cada vez más restrictivas en universidades americanas

Related Posts
Cataluña, Violencia, Pablo Hasél, izquierda, El American

Cataluña bajo violencia callejera

Hasél condenado por la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, no se presentó y se atrincheró en la Universidad de Lleida, lo que obligó a su arresto

El verdadero enemigo del ciudadano

Los ciudadanos no somos meros espectadores, somos agentes de la historia y ese es un rol que nadie nos puede quitar. Las repúblicas sólo se pierden cuando el pueblo se autodestruye
Total
5
Share