fbpx
Saltar al contenido

Más votantes y más candidatos hispanos enriquecen al Partido Republicano

More Hispanic voters and candidates enrich the Republican Party

[Read in English]

LA NOTICIA ha trascendido por todas partes, en medios tanto digitales como convencionales, en inglés y en español, y lo mismo fuera que dentro de los Estados Unidos. El crecimiento del caudal de votantes hispanos que se han cambiado del Partido Demócrata al Partido Republicano no tiene precedentes y refuerza una tendencia que se ha venido manifestando a lo largo de la última década. El ejemplo más reciente de esta nueva realidad lo constituye el triunfo de la rep. Mayra Flores (R-TX), quien cambió de partido el tradicionalmente Demócrata Distrito 34, que comienza a orillas de la frontera en Brownsville y se extiende por centenares de millas hacia el norte del estado de Texas.

El crecimiento de los hispanos dentro del Partito Republicano se debe fundamentalmente a que los latinos vienen descubriendo masiva y rápidamente que sus valores y principios conservadores se identifican mucho más directamente con los del GOP que con los de los demócratas. La inmensa mayoría de los hispanos cree en Dios y posee sólidos principios religiosos y familiares; cree en la vida, en la libertad y en la democracia, y ve con un temor que raya en el pánico, que ciertas políticas de corte socialista estén siendo implementadas en este país, cuando ya han fracasado rotundamente en países latinoamericanos de donde proviene un segmento significativo de la comunidad hispana que reside en los Estados Unidos.

La otra razón fundamental en que se sustenta el crecimiento republicano entre los hispanos es la desastrosa gestión de Biden y los demócratas. Una encuesta reciente de la Universidad de Quinnipiac ha concluido que el índice de aprobación de Biden es considerablemente más bajo entre los hispanos que entre el público en general. Otra encuesta, del diario The New York Times y Sienna College resultó en que el apoyo de los latinos a Biden se ha desplomado, de un 60 % que votó por él, a menos de 54 % que no solo lo desaprueba, sino que además preferiría votar por otro candidato. En ningún otro grupo demográfico le va tan mal a Biden.

El optimismo de los republicanos, con los ojos puestos en las elecciones de medio término del próximo 8 de noviembre, se refleja también en el hecho de que en las boletas electorales de esa fecha habrá una cifra récord de 102 candidatos hispanos por el Partido Republicano, que se han sumado al enorme esfuerzo por recobrar las mayorías tanto en la Cámara como en el Senado de los Estados Unidos.

Los latinos en este país tendrán en noviembre una oportunidad histórica de responsabilizar a los demócratas por tantas promesas incumplidas, por sus frecuentes faltas al respeto a nuestra comunidad, que van desde clasificarnos como Latinx, hasta compararnos con los tacos de desayuno y pagar a verdaderos sicarios morales para que intenten manchar la imagen de Mayra Flores, llamándola de “Mis Frijoles” y ofendiendo su dignidad con comentarios rotundamente inaceptables.

En noviembre, los votantes hispanos responderemos a todo esto ayudando a enderezar el rumbo de la nación que nos ha recibido con los brazos abiertos. Varias encuestas de amplia confiabilidad han establecido que la mayoría de los estadounidenses cree que los republicanos en el Congreso están mejor capacitados que los demócratas para resolver nuestros mayores problemas, que son la inflación, la seguridad en los lugares donde vivimos y la educación de nuestros hijos, pero también la crisis fronteriza y nuestra autosuficiencia energética.

Do you believe Brittney Griner deserves the sentencing she received?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Prueba de que los republicanos saben y pueden hacer mejor las cosas está claramente visible en los resultados de la administración anterior. Bajo el liderazgo republicano tuvimos una economía sólida y llegamos a ser exportadores de petróleo, el precio de la gasolina nunca superó los $3 dólares por galón, la inflación se mantuvo cerca del 2 %, muy lejos del 9.1 % del mes pasado. Los cruces ilegales en la frontera se mantuvieron bajo control, entre los hispanos, nuestro índice de desempleo llegó a su nivel más bajo, nuestros ingresos promedio subieron y muchos de nosotros pudimos comprar nuestra casa propia.

Ese éxito se extiende hasta hoy, cuando nueve de los diez estados que más empleos han recuperado desde que comenzó la pandemia están gobernados por republicanos.

Total
0
Share