fbpx

china-hypersonic-missile

Misil hipersónico de China “sorprende” a funcionarios de Inteligencia de Estados Unidos

Los informes sobre las capacidades hipersónicas de China son el último avance en la creciente carrera armamentística de estos nuevos tipos de misiles

[Read in English]

El Ejército chino acaba de probar un nuevo misil hipersónico el pasado mes de agosto, según informaciones del diario británico Financial Times. “Mucho más avanzado de lo que los funcionarios americanos creían”, las pruebas, según una fuente no identificada, tomaron por sorpresa a los funcionarios de Inteligencia de Estados Unidos.

El artículo describe que China envió un misil con un planeador hipersónico, el cohete dio la vuelta al globo y luego navegó hacia el objetivo, que falló por unas pocas docenas de millas. Los misiles hipersónicos son más difíciles de interceptar que los misiles normales porque vuelan a altitudes más bajas y pueden alcanzar hasta cinco veces la velocidad del sonido.

Funcionarios del Gobierno chino han negado que el reporte sobre las pruebas fuera cierto. El ministro de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, declaró que China había realizado una prueba rutinaria para probar sus tecnologías de naves espaciales, diciendo que “eso no era un misil, era una nave espacial” durante una conferencia de prensa.

El Financial Times informó que el Ejército chino probó misiles hipersónicos, sorprendiendo a funcionarios de la Inteligencia americana. (EFE)

Diplomáticos americanos han expresado su preocupación por la posibilidad de que China disponga de capacidades hipersónicas. Reuters informó que Robert Wood, representante permanente de Estados Unidos en la Conferencia de Desarme, declaró que “la tecnología hipersónica es algo que nos preocupa” y añadió que Estados Unidos “se ha abstenido de buscar aplicaciones militares para esta tecnología”, pero que como Rusia y China han estado desarrollando activamente este tipo de capacidades, entonces Estados Unidos podría tener que “responder de la misma manera”.

Lo más preocupante, sin embargo, fue la admisión del propio Wood de que actualmente no existe ninguna tecnología que pueda proporcionar una defensa eficaz contra los misiles hipersónicos. “Simplemente no sabemos cómo podemos defendernos contra esa tecnología, tampoco lo saben ni China ni Rusia”, dijo Wood a un grupo de periodistas.

¿Qué es un misil hipersónico y por qué importa?

Los informes sobre las capacidades hipersónicas de China son el último avance en la creciente carrera armamentística de estos nuevos tipos de misiles, en la que Pekín se une a Moscú y Washington D.C. en la carrera de cohetes de alta tecnología.

Rusia probó un nuevo tipo de misil crucero hipersónico (llamado Tsirkon) a principios de julio y —a pesar de las alegaciones de Wood— Estados Unidos también ha probado recientemente una tecnología similar, con el Pentágono probando con éxito el arma hipersónica de Raytheon el pasado mes de septiembre. Aunque son más lentos que los misiles balísticos, los planeadores hipersónicos permiten que los misiles alcancen parcialmente la órbita, lo que reduce la capacidad de respuesta en un tiempo adecuado por parte de los adversarios.

Sin embargo, la reciente prueba de misiles debe entenderse en el contexto de la región. Jason Killmeyer, experto en política antiterrorista y de defensa, declaró a El American que lo que sorprendió a los expertos de la Inteligencia fue “el ritmo de sus avances (de China), no la tecnología en sí”, a pesar de que algunos malinterpretaron una cita del artículo del FT, que llevó a algunos a decir que fue la tecnología detrás de los misiles hipersónicos lo que sorprendió a la Inteligencia americana. Aunque la tecnología no es desconocida, Killmeyer dijo que “nunca es un buen día para la Comunidad de Inteligencia cuando se utiliza la palabra “‘sorprendido'”.

Killmeyer también aclaró que la prueba de misiles debe observarse en el contexto del “esfuerzo más amplio de disuasión global” y que no cree que la prueba “altere significativamente el equilibrio de poder” ni cambie el cálculo sobre Taiwán para ninguno de los dos países.

Killmeyer, quien trabajó como jefe de gabinete de Defensa Global en la consultora Deloitte, dijo también que Estados Unidos necesita “seguir aumentando su presencia en el Pacífico”, y afirmó que lo que le falta a Estados Unidos es “una respuesta que le diga a China, vemos la agresión, vemos los movimientos, aquí está nuestro cambio de postura en respuesta, aquí está nuestro despliegue de aliados de una manera muy pública en respuesta”. Para él, es el momento de que Estados Unidos decida “si el viraje con respecto a Asia era sólo retórica o si somos capaces de embarcarnos en él como el cambio de postura estratégica que debía ser”.

Para Killmeyer, no se suponía que el “Viraje” fuese un cambio menor o que simplemente añadiese unos cuantos barcos más en la región, “se supone que tiene que ser incómodo” y que si Estados Unidos “adopta eso ahora, en realidad hacemos que el conflicto sea menos probable”.

Pruebas armamentísticas, guerras comerciales y tensión con Taiwán

La relación entre Estados Unidos y China se ha vuelto cada vez más tensa en los últimos años. Ambos países se han enzarzado en una guerra comercial desde los primeros años de la administración Trump, una política que el presidente Biden ha mantenido. Ambos países también han incrementado sus peleas retóricas, con Estados Unidos llamando la atención a China por su espantoso trato a la comunidad minoritaria musulmana uigur en Xinjiang (calificándolo de genocidio), su brutal represión del movimiento pro-democrático de Hong Kong y la opacidad con la que Pekín ha tratado las investigaciones sobre el origen de la pandemia de COVID-19 que paralizó al mundo en 2020.

hypersonic-missile
China ha enviado cientos de aviones de combate cerca del espacio aéreo de Taiwán. (EFE)

Las tensiones entre ambas potencias también han ido más allá del ámbito de las palabras, y ha aumentado la preocupación de que pueda surgir un conflicto entre ambas potencias por el estatus de la isla de Taiwán, gobernada democráticamente. Pekín afirma que la isla pertenece al Gobierno continental desde el final de la guerra civil china, mientras que Estados Unidos ha mantenido un apoyo ambiguo a la autonomía de la isla, al tiempo que vende enormes cantidades de material militar al gobierno de Taipéi.

Durante el último año, China ha enviado un número récord de aviones de combate a las cercanías del espacio aéreo de Taiwán, y el Ejército Popular de Liberación (EPL) envió casi 150 aviones militares a la zona de defensa aérea de Taiwán (que no es lo mismo que el espacio aéreo) hace sólo dos semanas. Estados Unidos también ha desplazado su atención hacia la región, con Washington sellando un acuerdo sobre submarinos nucleares con Australia y el Reino Unido, y con Biden reuniéndose con los líderes del QUAD (India, Australia, Japón y Estados Unidos) en Washington D.C. a finales de septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
cultura cancelación, El American

Cultura de cancelación: 49 % de americanos cree que son "acciones para que otros rindan cuentas", según encuesta

Next Article

Congresista Mike García critica duramente al Gobierno por no enfrentar el creciente poder de China

Related Posts
Total
1
Share