fbpx



Acuerdo de submarinos provoca una importante disputa diplomática entre Francia y Estados Unidos

Francia y Estados Unidos mantienen una histórica disputa diplomática después de que Australia negociara un acuerdo de submarinos con los americanos, cancelando un proyecto anterior con los franceses

[Leer en español]

El presidente Emmanuel Macron ordenó la retirada de los embajadores franceses en Washington y Canberra, pocos días después de que Australia anunciara que desecharía un acuerdo multimillonario de cinco años con Francia para construir un submarino nuclear con tecnología compartida de Estados Unidos y Reino Unido. El anuncio forma parte de un nuevo pacto defensivo firmado entre los líderes de Estados Unidos, Australia y el Reino Unido con el objetivo de contrarrestar la influencia china en la región.

El ministro de Asuntos Exteriores francés calificó el acuerdo de “comportamiento inaceptable entre aliados y socios” y los funcionarios franceses calificaron de “puñalada por la espalda” la decisión de cancelar el acuerdo de cinco años de duración sobre submarinos con Francia. Según un alto funcionario americano citado por The New York Times, Biden informó a los franceses sobre el acuerdo entre Estados Unidos y el Reino Unido (llamado AUKUS) el mismo día en que se anunció oficialmente el pacto.

La decisión no tiene precedentes, ya que es la primera vez que Francia retira a su embajador de Estados Unidos desde que ambos países comenzaron a tener relaciones diplomáticas en los años fundacionales de América. La medida de Macron representa el punto más bajo en las relaciones franco-americanas desde la negativa francesa a unirse a Estados Unidos en la guerra de Irak en 2003.

El Gobierno americano ha intentado calmar las aguas con Francia, con un funcionario de la Casa Blanca diciendo que la administración “seguirá comprometida en los próximos días para resolver nuestras diferencias”. El presidente Biden también intentó atesorar a Francia antes de que Macron retirara a su embajador diciendo en una conferencia de prensa que Francia “tiene una presencia sustancial en el Indo-Pacífico y es un socio y aliado clave” en la región.

Francia no es el único país molesto por el acuerdo AUKUS, con China condenando el acuerdo como “extremadamente irresponsable”, diciendo que gravemente “socava la paz y la estabilidad regional e intensifica la carrera de armamentos”, mientras que también acusa a los Estados Unidos de tener una “mentalidad obsoleta de la Guerra Fría”.

submarine-Australia-france-usa
Los primeros ministros de Australia y Reino Unido mantuvieron una teleconferencia con el presidente Biden para anunciar el acuerdo. (EFE)

¿En qué consiste la alianza AUKUS anunciada esta semana?

El acuerdo de los submarinos, que ha provocado la ruptura con Francia, sería solo el primer paso de la alianza AUKUS, que tiene como objetivo “trabajar de la mano para preservar la seguridad y la estabilidad en el Indo-Pacífico”, como dijo el primer ministro Boris Johnson en la rueda de prensa que reveló al mundo la creación de la alianza.

El presidente Biden, cuyo historial en política exterior ha estado marcado por la fallida retirada de Afganistán, dijo también que la alianza “reunirá a nuestros marinos, nuestros científicos y nuestras industrias para mantener y ampliar nuestra ventaja en capacidades militares y tecnologías críticas, como la cibernética, la Inteligencia Artificial, las tecnologías cuánticas y los dominios submarinos”.

macron
El presidente Macron ordenó la retirada de los embajadores de Francia en Australia y Estados Unidos en señal de protesta. (EFE)

El secretario de Defensa británico, Ben Wallace, afirmó que China protagonizó un gasto militar expansivo en el que su ejército y su armada crecieron a un ritmo asombroso, lo que hizo que muchos aliados no pudieran “resistir” las incursiones chinas en zonas disputadas como el Mar de China Meridional.

Los submarinos, que estarían armados de forma convencional pero con propulsión nuclear, convertirían a Australia en uno de los pocos países del mundo que posee esta tecnología. Los otros seis países que tienen submarinos nucleares son Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China e India.

Aunque los funcionarios franceses se han mostrado claramente disgustados y han expresado su sorpresa por el anuncio, el acuerdo australiano-francés sobre los submarinos había empezado a deshacerse años antes de esta semana, con quejas de que los submarinos franceses serían demasiado vulnerables a la guerra cibernética, que ya había superado ampliamente su presupuesto inicial y que la empresa francesa encargada de la construcción de los submarinos ya se había retrasado mucho.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, y el ministro de Defensa francés en un acto en el que confirmaron la financiación del proyecto del submarino francés en 2019. (EFE)

¿Qué significa esto para la Alianza Occidental?

El movimiento podría tener probablemente dos conjuntos de consecuencias: muestra la determinación de Estados Unidos de mantener una fuerte presencia en la región Indo-Pacífica e ilustra los retos a los que se enfrenta la tradicional alianza occidental transatlántica.

En el primer frente, un artículo del CSIS sostiene que la medida pone de manifiesto que Canberra, que hace unos años esperaba no tener que elegir entre Estados Unidos y China, está “apostando que la apuesta de que Washington está en el Pacífico es para quedarse”, una medida que seguramente será bien recibida por otros aliados americanos de la región que podrían estar asustados por el creciente aislacionismo de Washington DC.

En el segundo frente, la relación entre Europa y Estados Unidos está entrando en un nuevo bache, la decisión de Biden de no advertir a París sobre su acuerdo con Australia seguramente tensará aun más las relaciones entre ambos países, especialmente después de la falta de coordinación aliada que se vio durante la retirada de Afganistán del mes pasado.

El propio presidente Macron ha criticado anteriormente partes de la alianza transatlántica, pidiendo que Francia sea “estratégicamente autónoma” en su política exterior y diciendo infamemente que la OTAN estaba “muerta de cerebro” en 2019. El impasse de los submarinos entre París y Washington D.C. podría convencer aun más a Macron de la necesidad de encontrar un nuevo enfoque para la política exterior francesa y europea.

El anuncio del acuerdo AUKUS es una gran ilustración de las dos tendencias que van a definir la política global en los próximos años: la creciente importancia de la región Indo-Pacífica y las crecientes tensiones tras la clásica alianza transatlántica entre Estados Unidos y Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
libertad economica

Libertad económica de América Latina cae significativamente

Next Article
Memes, El American

Los mejores memes de la semana: Nicki Minaj y el amigo de su primo

Related Posts
Total
2
Share