fbpx
Saltar al contenido

Las tecnológicas pierden protagonismo en el mercado financiero: ¿llegaron a su fin?

El auge de las tecnológicas

Contenidos

Available: English

[Read in English]

El auge de las tecnológicas podría estar llegando a su fin, o al menos eso temen muchos inversionistas que ven con pánico como el presente se asemeja cada vez más a la crisis de las punto com en el 2000, cuando Wall Street vivió la desaparición masiva de compañías que no lograron monetizar su ambiciosa promesa de negocio en el fenómeno del Internet.

Normalmente se les conoce por compañías tecnológicas a empresas cuyo negocio es el uso intensivo de datos de sus consumidores para ofrecer algún tipo de servicio a través de la web, ya sea un canal de streaming, una red social, o una tienda de e-commerce.

En lo que va del año, el índice bursátil S&P500, que agrupa las 500 mayores compañías de Estados Unidos, ha caído un 19 %. Entre las compañías que tienen más peso dentro de la valoración del índice se encuentran los gigantes de la tecnología como Amazon, Netflix, Facebook o Tesla.

"*" señala los campos obligatorios

Do you believe the FBI was planting evidence during the Mar-A-Lago raid?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Por años las acciones de las compañías de tecnología han sido protagónicas en el curso de la economía americana y naturalmente en los índices bursátiles. Compañías como Facebook pasaron de ser simples Start-ups universitarias a multinacionales con millones de dólares en ingresos al año.

En ese mismo periodo de tiempo, Amazon se consolidó como el principal canal de e-commerce de los americanos, seguido por compañías como Ebay o Alibaba. Por su lado, un simple buscador de Internet conocido como Google se convirtió en un gigante de la economía de datos.

Las empresas de tecnología tuvieron un crecimiento sin precedentes en su valoración de mercado durante la pandemia. (EFE)

La pandemia fue el periodo de auge de las tecnológicas en los mercados financieros, el precio de las acciones de estas compañías comenzó a valorizarse por el masivo estímulo monetario de la Reserva Federal (FED) y el Gobierno, junto con ventas récord producto de millones de americanos que no podían salir de sus casas y con muchos ahorros.

Pronto las llamadas FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google) comenzaron a marcar el compás al que fluctuaban los índices bursátiles en Estados Unidos. En algunas ocasiones, estas compañías eran las únicas responsables de que los índices bursátiles permanecieran positivos.

¿El auge de las tecnológicas en la economía americana llega a su fin?

Hoy los inversionistas no sienten el mismo optimismo que en la década anterior y algunos han vuelto a invertir en compañías más “tradicionales” que priorizan tener flujo de caja sobre empresas con grandes inversiones en tecnología pero de rentabilidad incierta.

Según The Wall Street Journal, más $48,000 millones han salido de los fondos que invierten en acciones de alto crecimiento (como las FAANG), mientras tanto más de $13,000 millones han ido a parar a fondos que invierten en acciones de valor, es decir, invertir en empresas que tienen una operación competitiva, pero en apariencia están subvaloradas por el mercado.

El dinero que antes iba a parar a acciones de empresas como Facebook o Netflix, hoy va a parar a compañías como Exxon Mobil o Coca-Cola, con promesas a futuro menos ambiciosas, pero sí con rentabilidades más certeras y tangibles para los inversionistas.

Algunos inversionistas temen que el mercado repita el crash de las punto com, cuando el índice Nasdaq —que sigue el pulso de las principales compañías de tecnología en Estados Unidos— perdió un 80 % de su valor entre marzo del 2000 a octubre del 2002.

Las criptomonedas también están cayendo rápidamente

No solo las compañías grandes están sufriendo una caída precipitada en bolsa, también lo están haciendo las Start-ups. El broker de criptomonedas, Coinbase, ha perdido hasta la mitad de su valor de mercado en lo que va del 2022.

Las criptomonedas también están sufriendo la corrida de los mercados financieros, el Bitcoin cayó por debajo de los $30,000 en mayo. Un año antes, algunos analistas pronosticaban que tenía potencial para superar los $100,000.

Los inversionistas venden acciones de Facebook y Netflix para comprar de Coca-Cola y Exxon. (EFE)

Los mercados de criptomonedas se encuentran en completa confusión y han llegado a perder hasta $600,000 millones de valor en un una semana. Incluso las llamadas Stablecoins, que en teoría son criptomonedas que garantizan un valor fijo, han tenido caídas súbitas en su precio, causando una desbandada de pequeños inversionistas presurosos por salir de los activos digitales.

El mercado pesimista, ante el panorama económico

Los inversionistas se encuentran preocupados por las expectativas de una próxima subida en los tipos de interés por parte de la FED, lo que limita la oferta monetaria e incentiva a una disminución en el consumo con el encarecimiento del costo del crédito.

Esto no solo se traduce en menores ventas para las compañías, sino también en un mayor costo de apalancamiento, lo que limita la cantidad de capital que tienen las empresas para invertir en sus operaciones.

Aunque las tecnológicas pueden estar perdiendo su protagonismo en el mercado, las recientes caídas en los índices también pueden ser explicadas por las crecientes probabilidades de que la economía se encuentre en medio de una recesión.

En el primer trimestre del 2022, la economía americana registró un crecimiento negativo del -1.4 %, aunque no necesariamente esto significa que la economía esté entrando de recesión, los indicadores negativos de crecimiento tampoco representan una buena señal para los mercados en el futuro que permanecen pesimistas.

Economist, writer and liberal. With a focus on finance, the war on drugs, history, and geopolitics // Economista, escritor y liberal. Con enfoque en finanzas, guerra contra las drogas, historia y geopolítica

Total
0
Share