fbpx
Petróleo Ruso

¿Puede el mundo prescindir del petróleo ruso?

Rusia exporta casi 7 millones de barriles diarios, ningún país tiene la capacidad de sustituir este volumen de exportaciones

[Read in English]

Una incómoda reunión transcurrió el pasado viernes entre el presidente Joe Biden y el mandatario colombiano Iván Duque, pues un día antes la secretaria de Prensa Jen Psaki reveló que Estados Unidos adelantó conversaciones con el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

El encuentro entre funcionarios de la Casa Blanca con gente del gabinete de Maduro, ocurrió una semana después del anuncio de sanciones a Rusia, entre las que se encuentran severas restricciones a su industria petrolera.

En la última década las relaciones entre Colombia y Venezuela se han deteriorado paulatinamente, y el debacle de la economía venezolana que ha dejado un éxodo de millones de refugiados huyendo a Colombia, o cruzando por ella a otros países, solo ha servido para distanciar aun más a ambos Estados.

Para Colombia el acercamiento de la administración Biden al régimen de Maduro representa un problema de seguridad nacional. Por años, la dictadura en Venezuela ha financiado y refugiado en su territorio a grupos narcotraficantes y terroristas como las FARC y el ELN.

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

En la frontera entre Colombia y Venezuela transcurre un cruento conflicto, que mes a mes deja decenas de muertos en ambos países, a causa de una guerra de entre tres y hasta cuatro bandos que ha culminado con la explosión de bombas en las propias inmediaciones del ejército Colombiano.

Un cruento conflicto armado transcurre entre las fronteras de Colombia y Venezuela, el acercamiento de Biden al régimen de Maduro causó sorpresa al gobierno colombiano. (EFE)

Colombia es un país política y comercialmente mucho más cercano ha Estados Unidos que Venezuela. El comercio de Estados Unidos con Colombia es 10 veces el tamaño del escaso comercio que le queda con Venezuela, reducido severamente por las sanciones a su industria petrolera durante la Administración Trump.

Aparte de las sanciones, el chavismo se ha encargado de desmantelar su propia industria petrolera. En menos de una década la industria venezolana pasó de producir 3 millones de barriles diarios a apenas igualar la producción de Colombia, que solo tiene una fracción de las reservas probadas de crudo en comparación a Venezuela.



La industria petrolera colombiana ha sido una receptora del éxodo de profesionales venezolanos que causó el chavismo. Mientras que la producción de petróleo en Venezuela —el país con el mayor número de reservas probadas del mundo— caía en picada, la producción colombiana escalaba a pasos acrecentados.

Colombia quedó extrañada por el acercamiento de la administración Biden con Venezuela, pues a pesar de tener menos reservas, la industria petrolera colombiana se encuentra en mucho mejor estado que la Venezolana. Sin embargo, el asunto trasciende a la geopolítica regional para Estados Unidos, pues la adminsitración Biden no está segura de que el mundo pueda presicindir del petróleo ruso

No hay vuelta atrás, los mercados no verán más petróleo ruso por el momento

“Básicamente, estamos volviendo a la situación que existía antes del colapso de la Unión Soviética”, explica Josh Spencer, trader de una firma petrolera en Houston, “Incluso si Putin se retira, que dudo que lo haga, ya no hay vuelta atrás”.

“El petróleo y el gas rusos no se pueden reemplazar fácilmente”, dice Spencer. Rusia representa hasta el 14 % del suministro de crudo en el mundo, poco más de 10 millones de barriles diarios. Aunque las compras de crudo Ruso a Estados Unidos apenas superan el 2 % de las importaciones, y las de petróleo refinado el 9 %, la realidad es que Europa si es altamente dependiente del petróleo del país eslavo, por lo que hay una presión inevitable en el precio del barril que ha llegado ha superar los $120.


Aunque algunas compañías de occidente han parado sus compras de petróleo ruso, en el presente no hay un sustituto al hidrocarburo del país eslavo, por lo que Europa continua comprando crudo ruso que en estos momentos se vende con un descuento de $20 a $25 por barril, lo que ha causado que en los últimos días el precio del barril de crudo se estabilice en $90.

La escasez de petróleo ruso en el mercado está comentando a impactar el precio de los combustibles. (EFE)

“Desde hace años la inversión en nuevos pozos de extracción ha estado en mínimos, en parte por la falta de financiación hacia estos proyectos y las leyes medioambientales”, comenta Edgar Fernández director y trader de la firma de inversión Tercio Capital.

“Europa ha perdido mucha capacidad productiva, pero el consumo sigue siendo más o menos el mismo. Norteamérica, gracias al fracking, pudo aumentar mucho su producción y ser prácticamente independiente”, comenta Fernández.

Ni Venezuela ni Colombia tienen capacidad para sustituir el petróleo ruso

“Estados Unidos liberó sus reservas de crudo, pero eso no tiene un impacto tan grande”, opina Rodolfo Guzmán, socio de Arthur D. Litlle, que explica que los 60 millones de barriles liberados apenas cubren el consumo de un día en el mundo.

Para Guzmán “la mentalidad de la administración [Biden] es acercarse a cualquiera que pueda suministrar ese petróleo y añadir oferta en el mercado”.

A pesar del acercamiento de la administración Biden al régimen de Maduro, Guzmán no considera probable que la industria venezolana sea capaz de incrementar significativamente su producción: “En el caso particular de Venezuela, el país actualmente está exportando en el orden de 700,000 barriles día, nada de eso lo compra Estados Unidos por el tema de las sanciones”.

“La industria venezolana está muy deteriorada, muy desmantelada”, afirma Guzmán. “La mayor parte de las empresas internacionales se han ido del país, y PDVSA ha perdido muy buena parte de sus capacidades. Quizá en el corto plazo algún volumen se puede incrementar, pero son cosas que no son tan fáciles”, explica.

La industria petrolera se encuentra desarticulada y apenas tiene capacidad para levantar producción. (EFE)

Además del tema estrictamente económico, es poco probable que Venezuela vaya a tener algún acercamiento real a Estados Unidos, como lo explica Guzmán: “Después del acercamiento que tuvieron los oficiales de Biden con Maduro, al día siguiente la viceministra se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia”.

Desafortunadamente para la Casa Blanca, su aliado colombiano tiene incluso menos capacidad de expandirse, pues la industria petrolera colombiana no tiene capacidad sedentaria en estos momentos, es decir, la explotación de petróleo en el país andino ocurren tan rápido como es posible.

“Desde el punto de vista de aumento de capacidad de forma rápida es muy baja. El año pasado se cerró una producción de uno 736,000 barriles de petróleo por día, y este año la expectativa que se tiene es lograr una producción de entre 760,000 barriles a 780,000 barriles. Colombia no es que tenga una capacidad excedentaria de producción de petróleo muy grande”, comenta Alejandro Castañeda, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras en Colombia.

El mundo no tiene capacidad para producir más petróleo en el corto plazo

La realidad de Colombia se extiende al resto del mundo que venía viendo el precio de los combustibles subir cada vez más, la carencia del petróleo ruso solo exacerba aún más la situación. Venezuela es incapaz de ampliar considerablemente su producción, y tras el ataque al consulado americano en Irak por misiles iraníes es improbable que la Casa Blanca tenga algún acercamiento con el ayatolá Alí Jamenei.

Ni siquiera Arabia Saudita podría sustituir el petróleo ruso, pues “debería aumentar en un 58 % su producción diaria para poder compensar que Rusia no exporte nada”, explica Fernández de Tercio Capital.

Arabia Saudita tiene la capacidad de liberar hasta 2 millones de barriles de crudo diarios adicionales al mercado, sin embargo, Rusia exporta 7 millones de barriles por día. A menos de que se logre desescalar la situación actual con Rusia, el mundo deberá acostumbrarse a un barril de petróleo caro en el corto plazo y por ende, a mayor inflación en el 2022.

Previous Article
presidente de Ucrania - video

El duro video con el que el Zelenski conmocionó al Congreso de Estados Unidos

Next Article
Ucrania

"Los rusos tienen miedo y nosotros no, por eso ganaremos": civiles en Ucrania esperan para ir a la guerra

Related Posts
Total
0
Share