fbpx
Saltar al contenido

Woke versus woke: Netflix atacada por los suyos

woke versus woke

Read in English

En los últimos días hemos podido presenciar que empresas como Netflix y Disney, en su intento por llevar su wokeismo al máximo, han terminado ofendiendo a las feministas y al colectivo LGBT, acabando en un enfrentamiento woke versus woke. Por culpa de la espiral de victimismo sin límite propia del wokeismo, se ha llegado a estas situaciones paradójicas e hilarantes.

Con el estreno de Blonde, la biografía-ficción de Marilyn Monroe, Netflix pensaba que iba a hacer las delicias de su público feminista más radical, presentando a una mujer como víctima indefensa de malvados hombres que no paraban de fumar.

Sin embargo, en su intento de satisfacer al movimiento #MeToo, les ha acabado saliendo el tiro por la culata, ya que la película está siendo fuertemente criticada precisamente por las feministas, debido a lo que ellas entendieron que era un mensaje anti-aborto intolerable.

En su deseo de victimizar hasta lo insoportable a Marilyn Monroe, incluyeron una trama en la que la actriz era forzada a abortar por sus amantes. En unas escenas muy bizarras —y más propias del cine de serie B que de una pretendida película artística de alto concepto— pudimos observar a un feto parlante primero, y escuchar la voz en off del bebé abortado después.

woke versus woke blonde
Ana de Armas (I) interpreta a Marilyn Monroe en la película de Andrew Dominik (D). (EFE de Juan Herrero)

Dado que para el izquierdismo escuchar el latido del corazón del feto es considerado como un atentado contra los derechos de la mujer, nos podemos imaginar lo mal que han caído entre las feministas estas escenas del bebé hablando con Marilyn Monroe.

Este desliz ha eclipsado por completo el tono ultrafeminista de Blonde, demostrando que el wokeismo es insaciable y sólo acepta una adscripción total a sus postulados.

Netflix también ha sufrido el cainismo de la cultura de la cancelación woke con su serie Dahmer, sobre el asesino en serie de los años ochenta, Jeffrey Dahmer. Netflix retorció la historia real de este asesino para ajustarla a la narrativa izquierdista actual, convirtiéndola en un panfleto propagandístico de movimientos como BLM y Defund the Police.

Sin embargo, parece que cometieron el error de querer abarcar demasiados temas de interés woke. Como las víctimas de Jeffrey Dahmer fueron en su mayoría hombres homosexuales, Netflix clasificó la película bajo la etiqueta “LGBT” en su catálogo. Pero claro, como el propio Dahmer era gay, y los ambientes mostrados en la serie resultan sórdidos, algunos representantes de la comunidad queer se quejaron de que la serie dejaba en mal lugar al colectivo.

Debido a las quejas, Netflix tuvo que retirar la etiqueta y pedir disculpas porque, al parecer, el lobby LGBT no está interesado en “darle visibilidad” al colectivo, sino en blanquearlo. Por un lado animan a salir del armario, pero por otro esconden a Dahmer bajo la alfombra.

No sólo Netflix. Disney compite por el cetro woke

Para terminar, esta misma semana también hemos podido ver una de estas incoherencias en la nueva serie de Star Wars de Disney, Andor. En ella, se nos muestra a las clásicas facciones de la heroica Alianza Rebelde y el malvado Imperio Galáctico.

Sin embargo, el empeño de Disney por hacer de su elenco de personajes un crisol de diversidad e inclusión, nos ha llevado a la simpática situación de que el supuestamente fascista, maléfico e intolerante Imperio Galáctico está repleto de oficiales asiáticos, negros y mujeres empoderadas.

Las quejas de los tolerantes y solidarios profesionales no se harán esperar, no vaya a ser que el público empiece a hacer paralelismos entre el Imperio Galáctico y la izquierda terrícola actual, que aunque se erigen como adalides de la inclusión y el buen rollo, acaban gobernando con puño de hierro.

Ignacio Manuel García Medina, Business Management teacher. Artist and lecturer specialized in Popular Culture for various platforms. Presenter of the program "Pop Libertario" for the Juan de Mariana Institute. Lives in the Canary Islands, Spain // Ignacio M. García Medina es profesor de Gestión de Empresas. Es miembro del Instituto Juan de Mariana y conferenciante especializado en Cultura Popular e ideas de la Libertad.

Social Networks: @ignaciomgm

Deja una respuesta

Total
15
Share